KING KONG Y LAS TORRES GEMELAS

Por David Estrada

Las TORRES GEMELAS de NUEVA YORK fueron, por su majestuosidad y diseño modernista, el escenario perfecto para varias historias cinematográficas. Desde “El Día de la Independencia” (1996), hasta “El Hombre Araña” (2001), pasando por “Armaggedon” (1998), “Godzilla” (1998), “Impacto Profundo” (1998), “El Club de la Pelea” (1999), “Contra el Enemigo” (2000) e “Inteligencia Artificial” (2000). Pero solamente en la segunda versión de “KING KONG”, realizada en 1976, estos gigantescos rascacielos recibieron el digno trato de protagonistas.

En el año de los festejos del BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS, las torres del WORLD TRADE CENTER formaron parte de la escena clímax del filme dirigido por el inglés JOHN GUILLERMIN (London, 1925) y producido por el italiano DINO DE LAURENTIS (Torre Annunciata, 1939), luego de que Kong fuera encadenado y exhibido como ‘LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO’ en un espectacular circo ‘off Broadway’.

En la cinta, que sirvió de plataforma para el lanzamiento estelar de una muy verde pero hermosa JESSICA LANGE (Cloquet, Minnesota, 1949) -de antología fue la escena donde un lujurioso Kong la desnuda con el dedo índice-, la TORRE NORTE suplió al EMPIRE STATE de la primera versión, y fue trepada por el enorme gorila, ante la mirada atónita de los neoyorkinos.

Con burdos planos sobrepuestos y una criatura peluda interpretada por RICK BAKER, fue en la parte superior las torres del WORLD TRADE CENTER donde se desencadena la feroz batalla entre el enorme simio y los más sofisticados helicópteros militares de la época.

Los cinéfilos amantes del cine de ciencia ficción, aún recordamos el momento en que un REYU CONG asustado por un lanzallamas, se ve obligado, con LANGE aferrada a su hombro, a realizar una escena extraordinaria al brincar de la TORRE NORTE hacia la TORRE SUR, minutos antes de que, herido de muerte, se precipitara 110 pisos hacia el pavimento en el que morirá irremediablemente.

“KING KONG” concluye con una toma abierta en la que se aprecia a un enorme maniquí del gorila tirado en el suelo, rodeado de cientos de ‘extras’ y, en el fondo, la parte inferior de las míticas TORRES GEMELAS de LA GRAN MANZANA.

En la actualidad, este documento fílmico solo servirá de referencia para las presentes y futuras generaciones, de la grandiosidad de una obra arquitectónica que la barbarie humana y el fanatismo religioso redujeron a escombros y convirtieron en escenario de pesadilla la mañana del 11 de septiembre del 2001…