CHARLIE SHEEN REVELA: "SOY VIH POSITIVO"

Por David Estrada

El actor estadunidense CHARLIE SHEEN, protagonista de la serie “TWO AND A HALF MEN” (DOS HOMBRES Y MEDIO), reveló el pasado martes 17 de noviembre, que desde hace CUATRO AÑOS vive con el VIRUS DE INMUNODEFICIENCIA HUMANA (VIH) y que durante ese tiempo fue víctima de una campaña de extorsiones que le costaron millones de dólares para mantener lo que hasta el lunes era un secreto.

El actor de 50 años, hizo el anuncio durante una entrevista con el periodista MATT LAUER. "Estoy aquí para admitir que SOY VIH POSITIVO. Tengo que poner fin a este asalto, esta ola de ataques y verdades a medias e historias muy dañinas sobre mí que amenazan la salud de muchos otros y que no tienen nada que ver con la verdad", dijo el actor durante una entrevista en vivo para el programa matutino "TODAY" de la cadena NBC.

El hijo del reconocido actor MARTIN SHEEN y hermano del también actor y director EMILIO ESTÉVEZ, aseguró desconocer como contrajo el virus y agregó: "Son tres letras difíciles de admitir".

Con esta revelación, SHEEN confió en poner punto final a una campaña de extorsión y desinformación de la que fue víctima desde que le fue dado a conocer el diagnóstico y en la que sospechaba se encontraban involucradas personas cercanas a su círculo íntimo a las que en su momento hizo la revelación. Personas a las que no descubrió por su nombre, pero a las que dijo haber pagado millones de dólares los últimos años. "No sé cuánto (pagué), pero son millones. Pero lo que la gente olvida es que están tomando dinero de mis hijos. Tengo cinco hijos y una nieta".

A lo largo de la entrevista de 8 minutos de duración, el también protagonista de la película “PLATOON” (1986) y “WALL STREET” (1987) indicó que la noticia de su seropositividad le fue revelada por exámenes médicos a los que se sometió luego de sufrir severos dolores de cabeza y sudoraciones que al menos en una ocasión lo obligaron a hospitalizarse e informó que de acuerdo a su última valoración médica, los niveles del virus en su sangre se mantienen ‘indetectables’ gracias a las cuatro pastillas que diariamente toma para controlar la enfermedad. Es importante destacar que este resultado no indica que SHEEN esté curado, sino que el virus del VIH se encuentra bajo control dentro de su organismo.

SHEEN admitió que esta confesión marca “un punto de quiebre” en su vida y señaló: “Tengo la responsabilidad de mejorar y ayudar a mucha gente con este anuncio. Soy un superviviente, sé que no voy a ser el hombre de portada por esto, pero tampoco rehuiré mis responsabilidades”, indicó.

El actor que llegó a ser el mejor pagado de la televisión, reconoció que algunos de sus extorsionadores son prostitutas con las que mantuvo relaciones sexuales utilizando preservativos, y quienes lo acusaron de haberlas contagiado, aunque aseguró no haber transmitido el virus a nadie. Respecto a la posibilidad de haber contagiado a otras mujeres durante este periodo, señaló que “es imposible”. “Siempre usé preservativos y fui honesto acerca de mi estado con mis parejas”. Aunque reconoció haber tenido relaciones sexuales con dos personas sin preservativo, que actualmente están bajo el cuidado de su médico.

CHARLIE SHEEN dijo que su decisión de hacer pública su condición fue para poner fin a esta campaña de extorsión y de rumores en torno a su condición médica. "Ese es mi objetivo, el único. Creo que hoy me libero de esta prisión", manifestó, señalando que después de este martes dejará de hacer estos pagos.

UNA VIDA DE EXCESOS
Desde su debut cinematográfico en 1984, el nombre de CHARLIE SHEEN ha estado continuamente vinculado al mundo de las drogas, el alcohol, el sexo y los excesos.

Aun cuando hizo pequeños papeles como ‘extra’ cuando no había cumplido los nueve años, ingresó a HOLLYWOOD en plan estelar con el pie derecho, de la mano de tres producciones que lo dieron a conocer mundialmente: “AMANECER ROJO” (Red Dawn, 1984), al lado de PATRICK SWAYZE y C. THOMAS HOWELL; “LOS MUCHACHOS DEL CUARTO DE JUNTO” (The boys next door, 1985), donde compartió créditos con otra joven promesa, MAXWELL CAULDFIELD; y “LUCAS: LA INOCENCIA DEL PRIMERA MOR” (Lucas, 1985), el primer filme de WYNONA RYDER.

Pero, cuando apenas tenía 21 años, dos fueron las películas que lo encumbraron como uno de los mejores actores jóvenes de su generación: “PLATOON” (1986) y “WALL STREET” (1987), ambas bajo la dirección de OLIVER STONE.

Sin embargo, el éxito temprano pronto cobró factura, al verse continuamente involucrado en escándalos de drogas y prostitución. Sus continuas estancias por las clínicas de desintoxicación, en ocasiones ingresado de urgencia al borde de la muerte, hicieron correr más tinta que sus logros artísticos en exitosas series televisivas como “SPIN CITY” (2000-02) y “TWO AND A HALF MEN” (2003-11), que le generaron millones de dólares en contratos y tres GLOBOS DE ORO.

Precisamente, el punto más alto de su carrera lo alcanzó interpretando al ‘chico malo’ CHARLIE HARPER en “TWO AND HALF MEN”, donde ingresó cobrando 350 mil dólares por capítulo y terminó con un millón por episodio en la Séptima Temporada, siendo despedido en el 2011 luego de varios incidentes con el personal de producción. Se calcula que el patrimonio que ha alcanzado a lo largo de los últimos años es de 85 MILLONES DE DÓLARES.

Casado en tres ocasiones y padre de cinco hijos, CHARLIE SHEEN nunca disimuló sus excesos sexuales, jactándose de sus numerosas compañeras de cama y de ser uno de los clientes más notables en el ‘libro negro’ de HEIDI FLEISS, la llamada ‘MADAME DE HOLLYWOOD’. Casualmente, durante otra de sus entrevistas en el programa “TODAY”, Sheen aseguró públicamente que no ser como los demás. “Tengo sangre de tigre”, afirmó hablando de su hombría.

En noviembre de 2013, el actor inició una relación con la actriz porno BRETT ROSSI, que terminó en octubre del 2014, a pocas semanas de su boda.

Desde 1983 en que se descubrió la existencia del VIRUS DE INMUNODEFICIENCIA HUMANA, pocas personalidades han hecho pública su condición de infectados. Dos de los casos más conocidos son los del basquetbolista de la NBA, EAVIN ‘MAGIC’ JOHNSON, que en 1991 aseguró ser portador de la infección, retirándose de la práctica del deporte en el que está considerado como uno de los mejores de la historia, y el del clavadista olímpico GREG LOUGANINS, que en 1994 reveló su condición, a la par de su homosexualidad. Otros casos como los del actor ROCK HUDSON, el cantante FREDDIE MERCURY, el bailarín de ballet RUDOLPH NUREYEV o el pianista LIBERACE, se dieron a conocer semanas o días antes de su muerte, cuando el SIDA ya se había hecho presente en sus organismos.