BELLEZA LEGENDARIA

MARILYN MONROE EN UN ESCENARIO SURREALISTA...

 Por David Estrada

 La belleza inmaculada de MARILYN MONROE no podía tener un mejor escenario.

Cubierta con un largo abrigo de cuadritos blanco y negro, MARILYN aparece en esta foto casual, luciendo un diminuto bikini con un horrendo nudo tipo agujeta en el centro de sus dos senos, exactamente arriba de su legendario ombligo. Está recargada en la parte delantera de un flamante automóvil PONTIAC de la época. Sus pies llevan unas sandalias, con moños en los tobillos. Al fondo, un granero. Y, para completar esta postal surrealista (tal parece que le dijeron, "aquí mismo te bajas y tomamos las fotos"), en la parte intermedia izquierda de la foto, un despistado con abrigo también (debió haber sido una día de mucho frío), que seguramente ignora que la bella rubia a la que se está fotografiando pasará a ser el más grande SÍMBOLO SEXUAL del SIGLO XX.