AYER Y HOY: HALEY JOEL OSMENT

Por David Estrada

Se hizo famoso en 1999 por ver ‘gente muerta’ en la película de suspenso “SEXTO SENTIDO” (The Sixth Sense). Entonces tenía once años y su actuación fue tan convincente, que le valió la nominación como MEJOR ACTOR DE REPARTO en los premios OSCAR, GLOBO DE ORO, del SINDICATO DE ACTORES y MTV. Aun cuando no ganó, su fama lo elevó hasta los cielos y lo convirtió en uno de los niños consentidos de HOLLYWOOD.


HALEY JOEL OSMENT se inició en el medio artístico a los cuatro años en un anuncio de PIZZA HUT. Debutó en el cine a los seis años de edad en la película “FORREST GUMP” (1992), interpretando a ‘FORREST JUNIOR’, el hijo del protagonista (TOM HANKS).

Posteriormente participó en una decena de películas y series para la televisión como “MURPHY BROWN” y “ALLY McBEAL”, hasta que en 1999 llegó su más grande oportunidad en “SEXTO SENTIDO”, dirigido por M. NIGHT SHYAMALAN y compartiendo créditos con BRUCE WILLIS y TONY COLLETTE. Su personaje de un niño con poderes psíquicos para comunicarse con los muertos le valió la fama internacional y hasta la fecha es su papel más recordado.

SHYAMALAN aseguraría posteriormente, que había escogido a OSMENT por dos razones: porque le confesó que había leído el guion entero tres veces la noche anterior, cuando todos los otros candidatos únicamente se habían aprendido de memoria sus parlamentos, y porque fue el único niño que se presentó al casting en corbata.

Su segundo empujón vino dos años más tarde, en el 2001, con “INTELIGENCIA ARTIFICIAL” (A.I. Artificial Intelligence), una historia escrita y dirigida por STEVEN SPIELBERG y en la que daba vida a un niño-robot del SIGLO XXI.

Contrario a lo que se esperaba, los años siguientes su carrera se estancó, al participar en papeles intrascendentes en películas de mediano presupuesto y tras fracasar estrepitosamente en su debut teatral en BROADWAY con la obra “AMERICAN BUFFALO”.

Al igual que un MACAULIN CAULKIN (“Mi pobre angelito”), “MARK LESTER” (Melody), RICKY SCHROEDER (El Campeón) y una interminable lista de geniales niños-actores, OSMENT no fue el primer actor que vivía una infancia dorada para caer en el ostracismo con los primeros síntomas de la pubertad.

Quizá por ello, en el 2006 fue detenido por conducir ebrio y portar marihuana, momento que eligió para desintoxicarse  y terminar sus estudios.

Titulado en el 2010 en Interpretación Experimental en la prestigiosa TISCH SCHOOL OF ARTS de la UNIVERSIDAD DE NUEVA YORK, aunque con un notable sobrepeso, decidió resurgir de entre sus cenizas.

Desde entonces ha filmado once películas, de entre las que destaca “YOGA HOSERS” (2016), una película de terror y comedia en la que alterna con JOHNNY DEEP.

Soltero a los 26 años, actualmente HALEY JOEL OSMENT está decidido a recuperar el sitio que por su talento merece. ¿Lo conseguirá? Es difícil de pronosticar. Sobre todo en una industria como HOLLYWOOD, acostumbrada a encumbrar a actores y después dejarlos caer desde las alturas. El tiempo lo dirá.