'ROBIN' Y LA LIGA DE LA DECENCIA

Por David Estrada

¿Quién no recuerda la mítica serie de televisión “BATMAN”? Sus colores psicodélicos, sus onomatopeyas al momento de pelear, sus famosos villanos interpretados por estrellas del CINE DE ORO, el BATIMÓVIL, la BATICUEVA y los ajustados disfraces de sus protagonistas, ADAM WEST (1928-2017) y BURT WARD (1945).

BURT WARD, mundialmente conocido por su personaje de ‘ROBIN’ para la televisión, a más de medio siglo del estreno de la serie que lo encumbró mundialmente, develó el pasado 9 de enero su ESTRELLA en el PASEO DE LA FAMA DE HOLLYWOOD, ocho años después que su compañero de serie, ADAM WEST, que fue honrado en abril de 2012. Y, propósito de este acontecimiento, BURT acaba de hacer una revelación en entrevista para “PAGE SIX”, una página de culto de las historietas del HOMBRE MURCIÉLAGO. Y en ella, volvió a abordar el tema del abultamiento que destacaba en sus calzoncillos y que lo convirtieron, a los 21 años, en un incipiente SEX SYMBOL.

Según relata WARD, actualmente de 74 años y con un notable sobrepeso, a las pocas semanas que se estrenó la serie “BATMAN”, la LIGA CATÓLICA DE LA DECENCIA se comunicó con los directivos de la ABC para expresar su ‘preocupación’ por ‘la provocativa imagen’ del JOVEN MARAVILLA. “Pensaban que ROBIN tenía en los calzoncillos un abultamiento más grande de lo que se podía ver en televisión”, señala. Y, en consecuencia, el equipo de producción se reunió con él para pedirle que visitara a un doctor para que le prescribiera medicamentos que le ‘encogieran’ el pene.

"Los tomé durante tres días y luego pensé que probablemente podían evitar que en el futuro pudiera tener hijos, por lo que decidí dejar de tomarlos y utilizar más mi capa para cubrirme el frente", señala el actor.

Según BURT, aún cuando su compañero ADAM WEST aparentemente tenía el mismo problema, él lo solucionó a tiempo utilizando TOALLAS TURCAS en sus calzoncillos para disimular su protuberancia, lo cual se convirtió en algo contraproducente para los seguidores de la serie, que consideraban que EL HOMBRE MURCIÉLAGO lucía menos varonil que su protegido.

Según detalla WARD en su autobiografía “EL CHICO MARAVILLA: MI VIDA ENTRE MEDIAS” (Boy Wonder: My Life in Tights), publicada en julio de 1995, la LIGA DE LA DECENCIA se preocupaba más por la apariencia de ROBIN debido a su edad, ya que en ese tiempo ADAM WEST se encontraba rondando los 38 años, “lo cual lo ubicaba más allá del bien y del mal”. Y, agrega: “Pronto descubrimos que solo por la forma en que nos parábamos, afectábamos a la audiencia dramáticamente. Si observan la serie, sobre todo en los primeros capítulos, verán que siempre nos paramos con las piernas abiertas, los puños en las caderas y el ‘paquete’ por delante, lo que tuvo un efecto devastador para la crítica y la LIGA DE LA DECENCIA”.

“BATMAN” se transmitió durante 120 CAPÍTULOS y TRES TEMPORADAS, entre el 12 de enero de 1966 y el 14 de marzo de 1968. BURT WARD fue escogido para el papel de EL JOVEN MARAVILLA, después de adicionar y arrebatarle el papel a PETER DEYELL (1946). Durante poco más de dos años, WARD semanalmente cobró el salario mínimo establecido por el SCREEN ACTORS GUILD: 350 dólares. Con el inconveniente de que tenía que realizar personalmente las escenas de acción, según los productores, porque su disfraz revelaba mucho de su rostro, lo cual hacía difícil que lo doblaran. Después de visitar por varias ocasiones la enfermería -incluso con quemaduras de segundo y tercer grado-, WARD descubrió que la verdadera razón para que participara en todas las acrobacias de la serie era que los productores querían ahorrar dinero.

A lo largo de su carrera, BURT WARD quedó encasillado en el papel de ROBIN, impidiendo que se pudiera desarrollar como actor. Sin embargo, asegura estar agradecido por la oportunidad: "Yo era un jovencito de ojos estrellados que lo pasó muy bien, y me encantó interpretar el papel. "BATMAN" fue el show número 1 y número 2 del mundo. Fue tremendo, y casi no puedes imaginar cómo reaccionó la gente a nuestro programa. Esto fue cuando la televisión recientemente había entrado en color. Nadie había interactuado nunca con un público como lo hicimos nosotros. Fue simplemente eléctrico, un evento increíble en mi vida".

Y sobre la supuesta relación “extraña y antinatural” entre BATMAN y ROBIN, BURT WARD bromea: "¿Qué tiene de extraño y antinatural el hecho de que dos tipos corran con medias y vivan juntos?".