LA TRÁGICA VIDA DE 'TATTOO'

Y EL REGRESO DE "LA ISLA DE LA FANTASÍA"

Por David Estrada

Desde lo alto de una torrecilla blanca, al momento en que hacía sonar una campana, la noche de los viernes se escuchaba el grito de batalla del pequeño ‘TATTOO’, con un fuerte acento francés: “¡EL AVIÓN! ¡EL AVIÓN!” (The plane, the plane). Era la señal inequívoca para que su jefe, el ‘SEÑOR ROARKE’ (RICARDO MONTABÁN), se dispusiera a dar la bienvenida a sus más estrafalarios invitados en “LA ISLA DE LA FANTASÍA”, una exitosa serie televisiva creada por GENE LEVITT (1920-1999), producida por AARON SPELLING (1923-2006) y transmitida originalmente por la cadena norteamericana ABC entre 1977 y 1984.

A 36 años de la transmisión del último capítulo, el próximo 14 de febrero se estrenará en los cines de los ESTADOS UNIDOS una adaptación de este clásico televisivo, en versión de terror, con el actor MICHAEL PEÑA (1976) como el misterioso ‘SEÑOR ROARKE’, pero ya sin el personaje secundario de ‘TATOO’ que le dio su identidad.

Dirigida por JEFF WALDLOW (1976), esta nueva versión de “LA ISLA DE LA FANTASÍA” presenta al cinéfilo el dilema de los huéspedes de un lujoso resort tropical, cuando sus fantasías se convierten en pesadillas y tienen que resolver el misterio de la isla para poder escapar con vida. Participan en la cinta: MAGGIE Q, LUCY HALE, AUSTIN STOWELL y RYAN HANSEN, entre otros.

Pero, ¿por qué suprimir el papel de uno de sus personajes más emblemáticos? La respuesta puede encontrarse en el triste fin que tuvo el actor HERVE VILLECHAIZE (1943-1993), el intérprete de ‘TATTOO’, que decidió terminar con su vida al suicidarse de un balazo en 1994, al no poder ver realizada su fantasía: ser un hombre normal…

LA TRÁGICA VIDA DEL PEQUEÑO ‘TATTOO’…

HERVE JEAN-PIERRE VILLECHAIZE nació en TOULÓN, FRANCIA, el 23 de abril de 1943. Su padre fue un famoso cirujano llamado ANDRÉ VILLECHAIZE, que se casó con una inglesa, EVELYN RECCHIONNI. Con tres hermanos, fue el único hijo del matrimonio nacido con ‘enanismo’ (dwarfirsmo), llegando a medir en su adultez apenas 113 CENTÍMETROS.

Con gran amargura HERVÉ recordaba como fue sometido durante su infancia a dolorosos tratamientos para mejorar su condición. Al cumplir los 13 años se reveló contra toda esperanza y se opuso a que siguieran experimentando con él, optando por sacar el mejor provecho de su tamaño.

Con una fuerte inclinación por el arte escénico, a los 16 años ingresó a la ESCUELA DE ARTES DE BEAUX, PARÍS, donde destacó como pintor, llegando a exponer su obra en el MUSEO DE PARÍS en 1961. Decidido a ser actor, emigró a los ESTADOS UNIDOS, donde se atrevió a poner un anuncio en un periódico en el cual solicitaba: “persona enana se ofrece como actor para teatro”.

En ese tiempo consiguió pequeños papeles en obras teatrales off BROADWAY, como modelo en la revista satírica “NATIONAL LAMPOON” e hizo su debut en el cine en “CHAPPAQUA” en 1966.

Pero no fue sino hasta 1974, cuando ya había sobrepasado los treinta años y se alimentaba cazando ratas en los suburbios de NUEVA YORK, cuando recibió una importante oportunidad al participar con el personaje de ‘NICK NACK’, creado expresamente para su condición física para la novena cinta de la saga de JAMES BOND, “EL HOMBRE DEL REVÓLVER DE ORO” (The Man With The Golden Gun), protagonizada por ROGER MOORE (1927-2017).

Aquella fue, quizá, la etapa económicamente más estable para el pequeño HERVÉ, ya le dio una visibilidad que le permitió trabajar continuamente, aunque siempre con papeles intrascendentes. En 1976, el productor televisivo AARON SPELLING (el creador de éxitos como “LOS ÁNGELES DE CHARLIE”, STARSKY & HUTCH”, “DINASTÍA” y “BEVERLY HILLS 90210”) lo invita para interpretar el papel secundario de la serie “LA ISLA DE LA FANTASÍA”, el pequeño ‘TATTOO’, compartiendo créditos con el mexicano RICARDO MONTALBÁN.

A lo largo de 158 EPISODIOS y SIETE TEMPORADAS, “LA ISLA DE LA FANTASÍA” se convirtió en una de las series favoritas en gran parte del mundo, al presentar las fantasías de los más estrafalarios invitados a una misteriosa ISLA ubicada en el OCÉANO PACÍFICO.

Uno de los grandes atractivos del programa era el polifacético grupo de actores, cantantes, deportistas y presentadores de TV que participaban en él. Una fórmula que el productor AARON SPELLING repetía en otra de sus series, “EL CRUCERO DEL AMOR”. Y así, durante siete años, acudieron a visitar la isla, figuras como: TOM JONES, LYNDA BLAIR, SAMMY DAVIS JR., VICTORIA PRINCIPAL, DAVID CASSIDY, FRANKIE AVALON, LESLIE NIELSEN, ENGELBERT HUMPERDINCK, JOAN COLLINS, YVONNE DE CARLO, ADAM WEST (‘Batman’), PETER LAWFORD, TROY DONAHUE, ZSA ZSA GABOR y MICHELLE PFEIFFER.

Durante la filmación de la serie, olvidando penurias pasadas y ganando un sueldo de 3.6 MILLONES DE DÓLARES al año, HERVE VILLECHAIZE se olvidó de los años difíciles y comenzó a convertirse en un actor conflictivo entre sus compañeros, obligando a la producción a contratar a sus eventuales compañeras sentimentales como actrices secundarias en la serie.

Finalmente, antes de concluir la SEXTA TEMPORADA (1982-83) y después de grabar 132 EPISODIOS, HERVÉ fue despedido al pretender un desmedido incremento salarial, similar al de su compañero RICARDO MONTALBÁN, siendo sustituido de inmediato por el actor CHRISTOPHER HEWETT (1921-2001), que en la SÉPTIMA y ÚLTIMA TEMPORADA (1983-84) y sólo 22 EPISODIOS, realizó el papel de un gris mayordomo que pocos recuerdan.

A partir de entonces, para HERVÉ el trabajo comenzó a escasear. Entre 1982 y 1988, únicamente participó en dos películas: “DÓNDE ESTÁ EL PILOTO II” (Airplane II, 1988) y “TWO MOON JUCTIONS” (1988), y esporádicas apariciones televisivas como ‘actor invitado’.

Orillado por su precaria situación económica, aceptó filmar varios comerciales, entre ellos uno para la cadena DONKIN’ DUNUTS, y a vender su rancho, provocándole continuas etapas de depresión que concluyeron con su suicidio…

‘TATTOO’: MUERTE EN NORTH HOLLYWOOD…

HERVE VILECHAIZE se suicidó de un balazo en el pecho en el patio de su modesta residencia ubicada en NORTH HOLLYWOOD, la madrugada del sábado 4 de septiembre de 1993. El cuerpo del artista fue encontrado en el patio trasero por su pareja sentimental en ese tiempo, KATHY SELF. DAVID BROKAW, su agente artístico, aseguró a la prensa que HERVÉ había dejado una nota póstuma y un casete que grabó minutos antes de accionar el arma.

En la nota, el actor aseguraba estar deprimido por sus continuos problemas respiratorios y se escucha el momento en que se dispara el arma. “Bueno, creo tener todo listo…”, se escucha decir al actor en la grabación. Enseguida tres detonaciones ensordecedoras y los lamentos: “¡Estoy herido! ¡Me muero!”. Y la cinta continúa corriendo, registrando la dificultosa respiración de VILLECHAIZE.

KATY SELF declaró a la policía que se despertó con el primer disparo: “Volteé a ver el reloj y marcaba las 3:05. Enseguida escuché dos estruendos más y el ruido de un cristal roto. Mi primer pensamiento fue que HERVE se había tropezado con una ventana”. El casete también contiene los gritos de dolor de KATHY al momento de descubrir a su esposo tendido en el suelo con un disparo en el pecho. “Oh, mi Dios! ¡Herve!”, se escucha.

Una ambulancia trasladó al célebre ‘TATTOO’ al CENTRO MÉDICO DE NORTH HOLLYWOOD donde falleció a las 3:40 horas de la madrugada.

La noche previa a su suicidio, HERVE VILLECHAIZE, KATHY y un grupo de amigos había acudido al cine para ver “EL FUGITIVO”, con HARRISON FORD. Cuando salieron, fueron a cenar y de ahí cada quien para su casa. Sin tener sospecha alguna de las intenciones del pequeño actor.

Alguna vez, deprimido, VILLECHAIZE habría comentado a varios amigos cercanos su deseo de “morir pronto”, ya que decía que para él no había muchos mañanas. Pero nadie pensó que fuera una advertencia.

Los últimos años, HERVE VILLECHAIZE padeció varias enfermedades debido al crecimiento anormal de sus pulmones. Y en 1992 estuvo al borde de la muerte por una NEUMONÍA, sumándose posteriormente varias úlceras y espasmos en el COLON.

Durante su funeral, entre la familia trascendió que un par de días atrás, al artista se le había diagnosticado CÁNCER EN LOS PULMONES, una noticia que lo habría orillado a precipitar su final.

RICARDO MONTALBÁN, olvidando antiguas confrontaciones y desencuentros, entonces declaró a la prensa: “HERVE fue un extraordinario amigo y compañero, un hombre muy sensible que transmitía a todos su alegría de vivir y su buen humor”. Y concluyó: “Definitivamente, la personalidad del pequeño ‘TATTOO’ fue uno de los factores que determinaron el tremendo éxito de LA ISLA DE LA FANTASÍA”.