CRÓNICA DE UN AMOR PRESIDENCIAL

LUIS ECHEVERRÍA E ISABEL ARVIDE

Por David Estrada

Una tarde de diciembre de 1976, llegó a la redacción de EXCÉLSIOR ‘Junior’, uno de los ayudantes del entonces ex presidente LUIS ECHEVERRÍA. “El señor quiere verla. Mañana paso a las siete de la noche por usted”, le dijo a la periodista ISABEL ARVIDE, sin oportunidad a la resistencia.

Puntual, al día siguiente, la reportera acudió a la cita. Echeverría la recibió con música de tríos y una mesa puesta con platos de quesos y carnes frías. Narra Arvide: “Y luego, recuerdo dos instantes exactos. Uno, el cobertor eléctrico color rosa, que estaba prendido sobre la cama y que nos tapaba. Y el otro, que pensé que tenía un cuerpo muy joven para su edad”. Aquí comenzó el romance.

ISABEL ARVIDE trabajó para LUIS ECHEVERRÍA en el CENTRO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS VDEL TERCER MUNDO y lo visitó regularmente en PARÍS cuando fue EMBAJADOR DE MÉXICO ANTE LA UNESCO. Un dato adicional, que en parte desnuda las relaciones de los poderosos: cuenta Isabel que era tal el respeto que sentía por aquél hombre, que aún en los momentos de más intimidad, para ella siguió siendo el ‘señor’. “No podía ser de otra forma –justifica. Yo tenía 25 años y el 55”.

¿Se terminó el amor? Arvide no lo sabe bien. Como tampoco sabe bien si Luis Echeverría era BISEXUAL. Pero una tarde en PARÍS, cuando todo estaba planeado para una noche romántica, de pronto llegó “un académico que estudiaba un posgrado en París, bien parecido, joven y que jugaba habitualmente tenis con el ‘señor’”. El hombre, que a decir de la propia Arvide tenía “una actitud de dueño de la casa”, la miró con ojos de odio al entrar. “¿Quién es?”, preguntó sorprendida. Nadie pudo acertar una buena contestación.

Ante la visita inesperada y alegando muchas ocupaciones, el ex mandatario mandó a Isabel de regreso a MÉXICO. No sin antes obsequiarle una comida en un lujoso restaurante parisino, y un viaje a GRECIA. Ése regalo exagerado que ofrendan los maridos con remordimientos a sus esposas cuando le son infieles…

Aunque intermitente, la relación entre Echeverría e Isabel se prolongó unos años más. Pero de manera más afectiva, ya no tan amorosa.

¿Y qué fue de aquél joven académico de buen ver? Se sabe que terminó asesinado. Dicen que fue un crimen pasional. Su cadáver fue encontrado en la cajuela de un auto y nunca se dijo nada más…

Esta anécdota, la platicó la periodista ISABEL ARVIDE al autor, en el 2013, en el programa "CONVERSACIONES CON DAVID ESTRADA". La entrevista, completa, la puede ver en el CANAL de YOUTUBE del programa:

https://www.youtube.com/watch?v=GnuasXS9l1M  

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...