COLOSIO Y EL DISCURSO DE LA RUPTURA

CIUDAD DE MÉXICO, 6 DE MARZO DE 1994

Por David Estrada

El 6 de marzo de 1994, al pie del MONUMENTO A LA REVOLUCIÓN, en la CIUDAD DE MÉXICO, LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA pronunció el histórico discurso de la ruptura con CARLOS SALINAS DE GORTARI, en el que denunciaba las deficiencias y la corrupción del GOBIERNO. Un discurso, en su estructura, muy similar al mítico "TENGO UN SUEÑO" (I HAVE A DREAM) de MARTIN LUTHER KING en la escalinata de EL CAPITOLIO en 1963. Un discurso donde, el entonces abanderado del PRI a la presidencia de la República, aseguraba contundente en uno de los momentos más difíciles de su campaña: “Veo un MÉXICO con hambre y con sed de justicia. Un MÉXICO de gente agraviada. De gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley, quienes debían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por el abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales".

Vestido con traje oxford, camisa blanca y corbata gris con rombos blancos, el político sonorense de 44 años se desplazó sobre un escenario en forma de cruz, enmedio de los aplausos y las porras de los asistentes llegados de los más diversos rincones del país.

Por esos días, en MÉXICO corría el rumor de su posible sustitución como candidato, ante la apatía que su campaña había despertado en la población. El COMISIONADO PARA LA PAZ EN CHIAPAS, MANUEL CAMACHO SOLÍS, se decía, estaba preparado para recibir la estafeta. "¡No se hagan bolas!", tuvo que declarar el 27 de enero el presidente CARLOS SALINAS para contener los rumores.

Sin embargo, el discurso de aquél 6 de marzo, causó una gran molestia en LOS PINOS.

Cobijado por varios gobernadores priístas que se encontraban sentados en la primera fila (ENRIQUE BURGOS GARCÍA, de QUERÉTARO; MANUEL BARTLETT DÍAZ, de PUEBLA; DIÓDORO CARRASCO ALTAMIRANO, de OAXACA; y MARIO VILLANUEVA MADRID, de QUINTANA ROO, entre ellos), el ex secretario de la SEDESOL señaló: "Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan. Yo veo un MÉXICO de TRABAJADORES que no encuentran los EMPLEOS, ni los SALARIOS que demandan. Yo veo un MÉXICO de JÓVENES que enfrentan todos los días, la difícil realidad de LA FALTA DE EMPLEOS, que no siempre tienen a su alcance las oportunidades de EDUCACIÓN y de PREPARACIÓN. JÓVENES que muchas veces se ven orillados a la DELINCUENCIA, a la DROGADICCIÓN"

Pronunciado en el marco del 65 aniversario de la fundación del PARTIDO NACIONAL REVOLUCIONARIO (despues PRM y PRI desde 1946), COLOSIO reiteró lapidario en el más brillante discurso de su corta campaña: "Yo veo un MÉXICO convencido de que ésta es la hora de las RESPUESTAS. Un MÉXICO que exige SOLUCIONES… El CAMBIO con RUMBO y con RESPONSABILIDAD, no puede esperar”.

El sol del mediodía acariciaba el rostro de todos, cuando el candidato del PRI culminó exacerbado: "¡Vamos a echarle ganas! ¡No hay que bajar la guardia¡ ¡Vamos por la victoria!".

17 días después de este evento, el 23 de marzo de 1994, LUIS DONALDO COLOSIO fue asesinado el LOMAS TAURINAS, BAJA CALIFORNIA.

Y la historia torció su rumbo.

ENLACE PARA VER EL VIDEO CON SELECCIONES DEL DISCURSO: https://www.youtube.com/watch?v=0IbyTaleidk

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...