LOS SECRETOS DE MARÍA FÉLIX

Por David Estrada

Dedicado la mayor parte de su vida a las relaciones públicas, el uruguayo ENRIQUE MOURIGAN CLUZET publicó en el 2005 “MARÍA FÉLIX A TODO COLOR” (Random House Mondadori), un libro en el que muestra secretos y anécdotas de la máxima diva mexicana, producto de una amistad de una década de duración entre un ferviente admirador y su estrella. Ilustrado con 70 fotografías, en su mayoría inéditas y todas retocadas en color, el autor nos ofrece detalles de su carácter decidido y voluntarioso, su dulzura poco conocida y su refinado sentido del humor.

En "MARÍA FÉLIX A TODO COLOR", ENRIQUE MOURIGAN cuenta lo que María le confesó en París, al referirse a su esposo francés: “Yo dejé de pagar en abonos cuando me casé con Alex (Berger)”; su filosa reacción en el entierro de JORGE NEGRETE, cuando el público le gritaba: ¡Hiena! ¡hiena!: “¿Acaso vino la (Gloria) Marín?”; lo que dijo a una admiradora a bordo del QUEEN ELIZABETH, cuando le sugirió desechar su collar de perlas por ser de mala suerte: “Señora la desgracia es llevarlas falsas”; e, incluso, recrea un explosivo encuentro con SARITA MONTIEL, en el hotel Ritz de Madrid, en el cual le preguntó a la española el motivo de su debilidad por los grandes anillos: “Es que tengo las manos muy feas”, respondió con timidez Saritísima. A lo que María agregó, después de examinarlas: “¿A ver? Es verdad ¡son horribles!”.

A lo largo de 155 capítulos y con una prosa ágil, “MARÍA FÉLIX A TODO COLOR” desgrana encuentros desconocidos de la actriz mexicana con GRETA GARBO, MARLENE DIETRICH, RITA HAYWORTH, GLORIA SWANSON, CAROLINA OTERO y con el sex-symbol MARLON BRANDO (con quien, aseguraba María, mantuvo una fugaz relación amorosa cuando el actor quiso provocar los celos de su amante en turno, el cineasta italiano LUCCINO VISCONTI); desentraña la decepción que experimentó cuando conoció al pintor catalán PABLO PICASSO (“su inteligencia no me conviene”, diría María con desdén); y nos refiere de la existencia de una colección personal de fotografías jamás dadas a conocer públicamente, con personalidades como el PAPA PÍO XII, la primer ministro de la India INDIRA GANDHI, el presidente francés CHARLES DE GAULLE, el rey FARUK DE EGIPTO y EL ALI Khan, a quien le rechazó un cinturón de zafiros y rubíes con una nota: “Lo siento, sólo acepto diamantes”.

Ese 2005, a propósito de la publicación de su libro y durante una amplia entrevista que le realicé a ENRIQUE MOURIGAN para mi programa “CONVERSACIONES CON DAVID ESTRADA”, el escritor reveló para el teleauditorio interesantes pasajes de la vida oculta de MARÍA FÉLIX y, como casi siempre ocurre en estos casos, algunas otras revelaciones que no salieron al aire y que hoy me permito exponer.

Así, por ejemplo, fuera de cámaras, Mourigan me confirmó el distanciamiento que siempre existió entre ENRIQUE ÁLVAREZ FÉLIX y su madre, el cual se convirtió en un gran remordimiento para la diva cuando él murió; me habló del amor de escenografía (“más publicitario que romántico”) que sostuvo con “el charro cantor” JORGE NEGRETE; de los sufrimientos que enfrentó los últimos años de su vida, cuando tenía que ser cargada debido a su imposibilidad física para desplazarse por el avanzado estado de su artritis, así como de la extraña y poderosa influencia que ejercía en ella su chofer, LUIS MARTÍNEZ DE ANDA, que prácticamente los últimos meses la aisló por completo de todos sus amigos y a su muerte se convirtió sorpresivamente en el único heredero de todos sus bienes.

Sin embargo, una de las revelaciones que en lo particular más me impactó, fue la que echó a tierra la asistencia de MARÍA BONITA a la plaza de toros de Linares (España), aquella triste tarde del 27 de agosto de 1947 en que MANUEL RODRÍGUEZ ‘MANOLETE’ fue cornado en el muslo derecho por el toro ‘ISLERO’, provocándole la muerte. Una versión que la propia Doña describió A VERÓNICA CASTRO y a JACOBO ZABLUDOVSKY, con un exagerado lujo de detalles, en aquél recordado programa de “LA MOVIDA”.

“María era una gran publirrelacionista de sí misma -me dijo Enrique Mourigan-. Y como tal, se permitía todo, hasta mentir. Su presencia a aquella fatal corrida de ‘Manolete’ jamás ocurrió. Fue una de las muchas mentiras que inventó para acrecentar su mito”.

Este 8 de abril, se han cumplido 104 años del nacimiento y 16 de la muerte de MARÍA FÉLIX. Y sobre este último suceso, Mourigan también tiene algo que decir: “María nunca estuvo sola, sentimentalmente hablando. Y yo estoy seguro, incluso, que murió haciendo el amor. Y es que no encuentro una mejor explicación para que su deceso se haya producido en el primer piso de su casa, cuando su habitación quedaba en la planta baja y arriba solo estaba la recámara de su chofer y heredero”.

RESUMEN DE LA CONVERSACIÓN DE ENRIQUE MOURIGAN Y DAVID ESTRADA, EN 2005: https://www.youtube.com/watch?v=wvQgHTRMuHY

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...