LUIS MIGUEL Y 'EL NEGRO' DURAZO

EL OSCURO INICIO DE LA CARRERA MUSICAL DE 'EL SOL'

Por David Estrada

La vida del cantante LUIS MIGUEL contiene todos los elementos necesarios para un thriller cinematográfico o una telenovela: no es mexicano, sino que nació en SAN JUAN, PUERTO RICO; su padre y manager, el cantante español LUISITO REY, murió en 1992, a los 47 años, víctima de una neumonía relacionada con el SIDA; su madre, la actriz italiana MARCELA BASTIERI, desapareció misteriosamente en 1986, alimentando teorías que van desde haber sido víctima de un secuestro realizado por la mafia italiana, hasta su internamiento en una clínica siquiátrica; por una razón que se desconoce, mantiene una estrecha relación con su hermano intermedio, ALEJANDRO, en tanto que el menor, SERGIO, vive en GUADALAJARA una extraña convivencia con un hombre maduro, OCTAVIO GARCÍA ‘EL DOC’, un amigo de la familia que lo protege y alienta en sus frustradas aspiraciones musicales; tiene una hija adolescente, MICHELLE, la ‘nietísima’ de SILVIA PINAL, que reconoció públicamente, después de una larga batalla mediática; y cuando decidió formar una familia, hizo firmar un ventajoso contrato de convivencia, primero, y de separación, posteriormente, a la actriz ARACELI ARÁMBULA, madre de sus dos hijos varones, MIGUEL y DANIEL, a los que nunca ve… Pero de todas estas historias, hay una mucho más oscura que relaciona al que hoy está considerado como el cantante latinoamericano más popular de los últimos 30 años, con uno de los más nefastos personajes de la historia política y policiaca mexicana: ARTURO DURAZO MORENO.

‘EL NEGRO’, mote con el que también se le conocía por el color de su piel, fue el poderoso jefe de Policía y Tránsito de la Ciudad de México en el sexenio de su amigo de la infancia, JOSÉ LÓPEZ PORTILLO (1976-82), tiempo en el que el presidente llegó al exceso de nombrarlo GENERAL DE DIVISIÓN, sin haber cursado jamás la carrera militar. Alcanzó notoriedad particular cuando se descubrieron sus nexos con el crimen organizado y se hicieron públicas algunas de sus fastuosas propiedades como EL PARTENÓN, ubicado en ZIHUATANEJO, que buscaba emular al famoso complejo arquitectónico griego y en un arrebato de extravagancia tenía en su interior una réplica exacta de la famosa discoteca STUDIO 54 de NUEVA YORK.

El despegue de la carrera de LUIS MIGUEL se dio en 1981, cuando cantó en la boda de PAULINA LÓPEZ PORTILLO, una de las hijas del presidente de la República, precisamente por la recomendación de ‘EL NEGRO’ DURAZO.

‘EL SOL’, entonces de apenas 11 años, era un incipiente ‘SEX SYMBOL’ que lucía un corte de cabello tipo ‘príncipe valiente’, chaqueta militar de satín, ajustados pantalones blancos y botas hasta la rodilla. MARIO GALLEGO, tío paterno y ex asistente personal del cantante, en unas polémicas declaraciones, incluso llegó a asegurar que el decidido apoyo de DURAZO con su sobrino se dio “a cambio de favores sexuales”. Cierto o no, un mes después de su debut en la boda presidencial, LUISITO REY se encontraba firmando, como tutor y manager de su hijo menor de edad, un jugoso contrato con la disquera EMI, varias presentaciones estelares en el programa de variedades “SIEMPRE EN DOMINGO” de RAÚL VELASCO y la filmación de la película “YA NUNCA MÁS”, con la promesa de internacionalización.
Se dice que la relación de LUISITO REY con ‘EL NEGRO’ DURAZO era tan estrecha, que el primer disco del naciente ídolo adolescente, “1+1= 2 enamorados” (1982), fue financiado por el hombre que unos meses más tarde sería acusado de abuso de autoridad, contrabando y acopio de armas.

DURAZO, se supo años más tarde, fue también el conducto para que ‘EL SOL’ consiguiera un acta de nacimiento en VERACRUZ, que durante muchos años le otorgó la falsa nacionalidad mexicana y fue utilizada para la tramitación de decenas de documentos oficiales, que estrictamente hoy no tendrían ninguna validez.

El actor ROBERTO PALAZUELOS, amigo de LUIS MIGUEL y que también se vio favorecido en el inicio de su carrera por el jefe de la policía capitalina, alguna vez llegó a recordar que, cuando era niño, el general DURAZO les regalaba a él y a LUISMI ametralladoras de verdad y les enseñaba a disparar con su propia pistola. “El general DURAZO era tan generoso, que nos daba billetes de 50 y 100 dólares”, platicó alguna vez para TVyNOVELAS un emocionado PALAZUELOS.

Aún con su corta edad -apenas había cumplido 12 años-, en el inicio de su carrera LUIS MIGUEL se convirtió en el ambientador favorito de las sórdidas fiestas de su padrino artístico. Bacanales a los que asistía un gran número de artistas y vedettes como WANDA SEUX y GINA MONTES (la famosa bailarina de “LA CARABINA DE AMBROSIO”), y en los que descaradamente se traficaba influencias, mujeres y drogas.

En 1984, ARTURO DURAZO fue detenido en PUERTO RICO y encarcelado hasta 1992, acusado de corrupción en los inicios del sexenio de ‘LA RENOVACIÓN MORAL’ (1982-88). Paralelamente, en diciembre del mismo 1992, LUISITO REY moría víctima de SIDA.

Estos dos fortuitos acontecimientos -el encarcelamiento de DURAZO y la muerte de su padre-, le dieron a LUIS MIGUEL el control total de su carrera y la independencia de un oscuro nexo que, de otro modo, lo hubiera acompañado toda la vida...

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...