"EL GORDO Y EL FLACO"

LA TRÁGICA HISTORIA DE UNA PAREJA DE CÓMICOS

Por David Estrada

“EL GORDO Y EL FLACO” (LAUREL AND HARDY) fue, sin duda alguna, la pareja cómica más famosa del inicio del cine mudo y hasta la primera mitad del SIGLO XX. Formado por OLIVER HARDY (El Gordo) y STAN LAUREL (El Flaco), este dúo y su humor ‘STAPSTICK’ (de golpe y porrazo), tuvieron una gran influencia en las futuras generaciones de humoristas en todo el mundo, el mexicano ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS entre ellos. A lo largo de su prolífica carrera, participaron en 107 películas, entre ellas 32 cortos del cine mudo, 40 en su etapa de cine sonoro, 23 largometrajes y 12 ‘cameos’ o apariciones especiales en diferentes producciones.

Su primera película juntos fue “THE LUCKY DOG” (1921), un cortometraje dirigido por JESS ROBBINS, en la que LAUREL y HARDY participaron de manera accidental, todavía sin la creación de sus famosos personajes.

Fue en 1927, con “THE SECOND HUNDRED YEARS”, que nació la pareja cómica, bajo la supervisión de LEO McCAREY, considerado como el creador del concepto de ‘EL GORDO’, el amigo listo y dominante, y ‘EL FLACO’, el amigo despistado y dominado.

A lo largo de tres décadas, ‘EL GORDO Y EL FLACO’ se convirtieron en los favoritos del público, gracias a su humor sencillo y sin rebuscamientos, donde se exagera la violencia física y abundan los pastelazos, muy común en los dibujos animados.

En una época en que la CENSURA era muy dura, era común ver a esta pareja de amigos solteros acostarse en la misma cama, discutir por problemas domésticos como si fueran un matrimonio, protagonizar escenas nada varoniles de histeria sin control o vestirse con atuendos del sexo opuesto.

La última producción en la que los cómicos participaron fue “UTOPÍA” (Atoll K), rodada en FRANCIA e ITALIA, en noviembre de 1951, bajo la dirección de JOHN BERRY. Y a partir de ahí, cada uno continuó su carrera, sin alcanzar el éxito que les redituó su asociación artística.

La pareja de cómicos fue muy inestable en su vida sentimental. OLIVER HARDY se casó tres veces y no tuvo hijos, y STRAN LAUREL se casó seis veces y fue padre de dos hijos. Sin embargo, LAUREL y HARDY fueron grandes amigos, incluso después de su separación, motivada por el desgaste que les produjo el molesto sobrepeso de ‘EL GORDO’ (180 kilos en su peor momento) y las continuas enfermedades de ‘EL FLACO’, agravadas por una diabetes detectada el año de su última película.

Obsesionado con su peso, HARDY se sometió a una estricta dieta que lo dejó irreconocible, luego de perder 65 kilos. En su último año de vida sufrió un ataque cardiaco y un derrame cerebral que le paralizó medio cuerpo. Cuando se estaba recuperando, se le detectó cáncer pulmonar, que terminó por reducirlo en un hombre de apenas 55 kilogramos. OLIVER HARDY murió a los 65 años, el 7 de agosto de 1957.

STAN LAUREL, su gran amigo, totalmente devastado, no pudo acudir al funeral por prescripción médica. La prensa reprodujo sus sentidas declaraciones: “Era como un hermano para mí. Éste es el final de la historia de LAUREL Y HARDY”. 

‘EL FLACO’ sobrevivió 8 años a su gran amigo y no volvió a pisar un set como actor, dedicándose sus últimos años a escribir guiones y ‘scketches’ para otros cómicos. En 1961 se le otorgó un ÓSCAR honorario por su contribución a la INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA. 1964 se le detectó cáncer en el paladar y finalmente murió de un ataque cardiaco el 23 de febrero de 1965. Tenía 74 años.

En su funeral, al que asistieron personajes legendarios como BUSTER KEATON, una gloria del cine mudo, DANNY KAYE y DICK VAN DYKE, que pronunció la oración fúnebre: “En los pasillos del cielo ya se escuchan risas divinas”, dijo.

Esta es la triste historia de una de las más populares y conocidas parejas de cómicos del SIGLO XX: los geniales OLIVER HARDY y STAN LAUREL, “EL GORDO Y EL FLACO”.

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...