ACAPULCO: DE PARAÍSO A BOTÍN DE POLÍTICOS

Por David Estrada

El puerto de ACAPULCO fue, durante gran parte del SIGLO XX, lugar de recreo de turistas nacionales e internacionales y miembros del JET SET y la REALEZA. Su bella playa fue testigo de la LUNA DE MIEL de cientos de personajes, desde JOHN F. KENNEDY hasta MARÍA FÉLIX, y el escenario ideal para el rodaje de cientos de películas mexicanas y extranjeras. Sin embargo, detrás de la historia de este paradisiaco lugar, se esconde el botín del que fue objeto por parte de varios políticos que, poco a poco, fueron terminando con su belleza natural.

En el año de 1920, el presidente ÁLVARO OBREGÓN inició la construcción de la carretera MÉXICO-ACAPULCO. Pero no fue sino hasta siete años después, el 11 de noviembre de 1927, que en una histórica ceremonia desde el CASTILLO DE CHAPULTEPEC, el presidente PLUTARCO ELÍAS CALLES pulverizó a control remoto una enorme piedra que, ubicada en el kilómetro 402 -a la altura del poblado de XALTIANGUIS-, era el mayor obstáculo para que esta importante vía de comunicación quedara abierta.

Acto seguido, una caravana de doce lujosos automóviles transitó en medio de los escombros para dirigirse al bello puerto guerrerense, convirtiéndose en los primeros visitantes oficiales a esta importante región de la república mexicana, que hasta entonces no había sido explotada como destino turístico.

Ante la falta de infraestructura, los primeros hospedajes se hicieron en casas particulares.

El primer hotel que se construyó en la costera, el HORNOS (posteriormente ANÁHUAC y finalmente PAPAGAYO, actualmente desaparecido), fue propiedad del general JUAN ANDREU ALMAZÁN, que se hizo de 22 hectáreas que fueron expropiadas por el presidente PASCUAL ORTIZ RUBIO, cuando ALMAZÁN ocupaba el puesto de secretario de COMUNICACIONES Y TRANSPORTES.

El hotel HORNOS, el primero que tuvo una alberca olímpica, se inauguró en 1938, dos años antes de que ALMAZÁN se postulara como candidato presidencial por el PARTIDO REVOLUCIONARIO DE UNIFICACIÓN NACIONAL (PRUN), enfrentándose al general MANUEL ÁVILA CAMACHO, del PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA (antecedente del PRI), que finalmente ganó la elección con 93.89% de la votación y un saldo de 150 almazanistas muertos en la jornada electoral.

Uno de los grandes impulsores de ACAPULCO (que en náhuatl significa “lugar donde fueron destruidos los carrizos”), fue el presidente MIGUEL ALEMÁN VALDÉS, que se hizo propietario de grandes extensiones de terrenos durante su sexenio, y el 28 de febrero de 1949 inauguró importantes obras como LA COSTERA (inicialmente bautizada con el nombre de NICOLÁS BRAVO y posteriormente como AVENIDA COSTERA MIGUEL ALEMÁN, en su honor), el alumbrado de las playas CALETA y CALETILLA y el campo aéreo, que en ese tiempo aumentó su movimiento de 30 a 60 aviones por día.

“ACAPULCO será el primer centro de turismo del país”, profetizó el 2 de marzo de 1949 el periódico EXCÉLSIOR.

A partir de entonces, reforzado con la construcción de los hoteles ACAPULCO, JARDÍN, MIRAMAR y los legendarios LA MARINA, FLAMINGOS, LAS PALMAS, EL MIRADOR, CASA BLANCA, ELCANO, EL PRESIDENTE, DEL MONTE y el CLUB DE PESCA, el puerto se convirtió en el centro turístico más importante de AMÉRICA, centro de moda del JET SET internacional y destino de descanso por excelencia de mexicanos y extranjeros.

En 1945, estando alojados en el HOTEL PAPAGAYO, AGUSTÍN LARA le escribió a su esposa MARÍA FÉLIX la canción “MARÍA BONITA”, una de las más famosas del compositor veracruzano y que se convertiría en un sobrenombre para la actriz en lo sucesivo, y en septiembre de 1953, el senador JOHN F. KENNEDY y su esposa JACQUELINE BOUVIER, pasaron su LUNA DE MIEL en este paradisiaco puerto.

Inaugurado en 1957, el HOTEL PIERRE MARQUÉS, propiedad del multimillonario norteamericano PAUL GETTY, con su extraordinaria arquitectura diseñada por LUIS BARRAGÁN, fue el escenario ideal para la película “SUBE Y BAJA” (1958), protagonizada por MARIO MORENO ‘CANTINFLAS’ y TERE VELÁZQUEZ.

LA PERLA DEL PACÍFICO se divide en tres zonas:

El ACAPULCO TRADICIONAL, donde se ubican los primeros hoteles y que tuvo su mejor época entre las décadas de los treinta y sesenta;

El ACAPULCO DORADO, que tuvo su auge a partir del alemanismo, de 1950 a 1970, y en la actualidad es la zona que presenta mayor afluencia de turismo extranjero; y

El ACAPULCO DIAMANTE, que nació en 1987, en la recta final del sexenio de MIGUEL DE LA MADRID, con la expropiación de 265 hectáreas de PUERTO MARQUÉS, para construir el ambicioso desarrollo turístico PUNTA DIAMANTE, una zona conformada por exclusivos hoteles y resorts de cadenas internacionales, complejos residenciales, condominios de lujo y villas privadas, en la que se encuentra un controvertido predio de 50 mil metros cuadrados, que supuestamente recibió el panista DIEGO FERÁNDEZ DE CEVALLOS de parte del presidente CARLOS SALINAS DE GORTARI, como pago a su misteriosa desaparición, después de haber ganado el primer debate presidencial en julio de 1994.

Artistas, políticos y millonarios hicieron de ACAPULCO un lugar de sueños y excesos. ELIZABETH TAYLOR, TYRONE POWER, JOHN WAYNE, DEBBIE REYNOLDS, ORSON WELLES, RITA HAYWORTH y SILVESTER STALLONE, entre otros, fueron asiduos visitantes.

Además de JOHN F. KENNEDY, ROCK HUDSON y su esposa por compromiso, PHYLLIS GATES, así como BILL y HILLARY CLINTON, también pasaron aquí su noche de bodas, en 1955 y 1975, respectivamente.

Y el multimillonario HOWARD HUGHES (“El Aviador”) y el actor JOHNNY WEISSMULLER, el legendario TARZÁN de las cintas en blanco y negro, eligieron ACAPULCO para MORIR. El primero en una lujosa habitación del HOTEL PRINCESS, en 1976, y el segundo, en una modesta cabaña en el HOTEL FLAMINGOS, en 1984.

______________________________________________________________________________________________

TAMBIÉN PUEDES LEER:

"TARZÁN EN ACAPULCO: EL OCASO DE JOHNNY WEISSMULLER": http://davidestrada.org/index.php/la-otra-historia/14-la-otra-historia/267-tarzan-en-acapulco

"JOHN F. KENNEDY Y JACKIE EN ACAPULCO": http://davidestrada.org/index.php/la-otra-historia/14-la-otra-historia/383-john-f-kennedy-y-jackie-en-acapulco

 

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...