RODOLFO VALENTINO: EL PRIMER METROSEXUAL DEL CINE

Un reportaje de David Estrada


RODOLFO VALENTINO no solo fue el primer LATIN LOVER del CINE MUDO. El primer SEX SYMBOL de HOLLYWOOD. Sino, también, fue el primer METROSEXUAL de la INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA, con una ambigua personalidad que cautivaba por igual a mujeres que a hombres. Unos días antes de su muerte, el actor había presentado avances de su última película, “EL HIJO DEL SHEIK” (The Son of The Sheik, 1926) en el TEATRO VIRGINIA de ATLANTIC CITY. Las hordas de admiradores rodearon su coche apenas llegó al lugar, haciendo casi imposible su descenso. "Fue la experiencia más tumultuosa de mi vida", escribió S. GEORGE ULLMAN, su manager, en sus memorias “VALENTINO, TAL Y COMO LO CONOCÍ” (Valentino, As I Knew Him, 1926). Y detalló: "Multitudes de hombres y mujeres saltaban a los lados del coche y metían las manos por las ventanillas abiertas buscando tocar a RUDY, jalarlo, besarlo". Medio centenar de policías tuvieron que luchar contra la enorme masa humana hasta lograr que el actor pudiera acceder al recinto. Un fenómeno que se repetía en cualquier lugar que se presentaba.

“EL HIJO DEL SHEIK”, una secuela de “EL SHEIK” (The Sheik), rodada por VALENTINO  cinco años atrás, tuvo su preestreno en el MILLION DOLLAR THEATRE de LOS ÁNGELES el 9 de julio de 1926 y su presentación estelar estaba proyectada para el 6 de septiembre.

La gran popularidad alcanzada por el LATIN LOVER auguraba un formidable éxito en taquilla, razón por la que los productores planearon una larga gira nacional para promocionarla.

Todo se tenía listo en FILADELFIA para la presentación del 16 de agosto, cuando inesperadamente, el día 15, RUDY colapsó en su habitación del AMBASSADOR HOTEL en la ciudad de NUEVA YORK, luego de quejarse de fuertes dolores de estómago.

De inmediato fue trasladado al HOSPITAL POLICLÍNICO, donde le diagnosticaron APENDICITIS y ÚLCERA GÁSTRICA, que requirieron una operación de emergencia que tuvo una duración de una hora.

Para el 18 de agosto, VALENTINO se recuperaba satisfactoriamente y el pronóstico médico era optimista. Sin embargo, su condición empeoró el día 21, al tener una severa recaída por desarrollar una PLURITIS en el PULMÓN IZQUIERDO.

Los doctores, alarmados, vieron como las siguientes horas el actor se fue debilitando más, hasta caer en COMA la mañana del lunes 23 de agosto. Unas horas más tarde, a las 12:10 P.M., RODOLFO VALENTINO moría por PERITONITIS y SEPTICEMIA a los 31 años de edad.

La noticia de su muerte causó una histeria colectiva jamás antes vista.

UN MULTITUDINARIO FUNERAL

Cuando la carroza fúnebre salió de la FRANK CAMPBELL FUNERAL HOME, más de 50,000 personas -hombres, mujeres y hasta niños-, se agolparon bajo la lluvia en las calles 56 y 67 de BROADWAY, para ver pasar el ataúd. Hubo 100 heridos. Más de 15,000 personas habían hecho cola la noche entera para pasar a la capilla ardiente donde se exhibió su cadáver impecablemente vestido y maquillado.

POLA NEGRI (1997-1987), su última pareja sentimental, se desmayó dramáticamente sobre el cuerpo del actor, apenas llegó “GOLD ROOM”, lugar donde se encontraba el catafalco de bronce plateado custodiado por una enorme corona de flores con la inscripción: "DE BENITO MUSSOLINI".

Por la gran cantidad de fanáticos, se realizaron dos misas funerales. La primera, en la SAINT MALACHY’S ROMAN CATHOLIC CHURCH (la Iglesia Católica de San Malaquías), en la calle 49 de BROADWAY, y la segunda, en la CATHOLIC CHURCH OF THE GOOD SHEPHERD (la Iglesia Católica del Buen Pastor), en BEVERLY HILLS.

Hubo decenas de intentos de suicidio por parte de sus admiradoras en NUEVA YORK, LONDRES y ROMA y, aparentemente, uno sí se consumó, el de un elevadorista del HOTEL RITZ de PARÍS, hallado muerto en su cama, cubierta por decenas de fotografías del actor del CINE MUDO.

RODOLFO VALENTINO fue enterrado en la cripta 1205 del HOLLYWOOD FOREVER CEMENTERY, en HOLLYWOOD, CALIFORNIA.

A partir de ese momento, como casi siempre sucede con las estrellas que mueren jóvenes, su leyenda lo hizo más grande…

DE GIGOLÓ A GALÁN DE LA GRAN PANTALLA

RODOLFO GUGLIELMI VALENTINO nació el 6 de mayo de 1895 en CASTELLANETTA, ITALIA, siendo el segundo de cuatro hijos de un capitán de caballería y una profesora de francés.

Llegó a NUEVA YORK en un barco procedente de HAMBURGO, dos días antes de la NAVIDAD de 1913. Tenía 18 años y no hablaba INGLÉS, por lo que en un principio le fue difícil encontrar trabajo.

De aquella oscura época se han escrito muchas historias, ya que se vio en la necesidad de emplearse como jardinero, camarero, lavaplatos y bailarín de tango, ocupación esta última en la que, según algunos biógrafos, llegó a cotizarse como exclusivo GIGOLÓ de damas acaudaladas.

En 1917 se vio obligado a abandonar su trabajo como bailarín del lujoso “MAXIM’S” de MANHATTAN, cuando una de sus más asiduas ‘clientas’, la aristócrata chilena BLANCA ERRÁZURIZ, asesinó a su esposo de un disparo, involucrándolo en su decisión.

Buscando darle un giro a su vida, VALENTINO se enfocó en la actuación y, de una manera muy poco usual para los hombres de la época, comenzó a dedicarse varias horas del día a ejercitar su cuerpo, desarrollándolo como solo décadas posteriores lo harían atletas-actores como STEVE REEVES (“Hércules”), JOHNNY WEISMULLER (“Tarzan”) o ARNOLD SCHWARZENEGGER (“Terminator”).

En 1918 obtuvo sus primeros trabajos como ‘extra’ en películas donde comenzó a aparecer su nombre como ‘RUDOLPHO DI VALENTINA’, ‘RUDOLPH VOLANTINO’ o ‘RODOLFO DI VALENTINI’, hasta llegar a ‘RUDOLPH VALENTINO’, que comenzará a utilizar a partir de 1921, cuando filma “LOS CUATRO JINETES DEL APOCALÍPSIS” (The Four Horsemen of the Apocalypse), dirigida por REX INGRAM y basada en la obra del escritor español VICENTE BLASCO IBÁÑEZ.

En “LOS CUATRO JINETES DEL APOCALÍPSIS”, y aun cuando en el estreno no se llevó ningún crédito estelar, VALENTINO interpretaba a ‘JULIO’, un playboy argentino que se hizo célebre por la escena en la que baila TANGO durante 120 segundos y termina besando apasionadamente a su compañera, BEATRICE DOMÍNGUEZ. Una escena en la que él resalta notablemente sobre ella, por la iluminación que se dirigió a su rostro.

La siguiente cinta, “CAMILLE” (1921), una adaptación de la novela “LA DAMA DE LAS CAMELIAS” de ALEJANDRO DUMAS, en la que compartió el estelar con la actriz ALLA NAZIMOVA -una de las lesbianas más famosas de la época-, catapultó la carrera de VALENTINO.

Para entonces, las finas facciones del actor italiano, notablemente acrecentadas por su original estilo de peinado totalmente engominado, comenzaron a ocupar las portadas de las principales revistas del espectáculo como “PHOTOPLAY”, “MOTION PICTURE”, “MOVIE MAGAZINE”, “PICTURE SHOW” y “MOVIE WEEKLY”, entre otras.

El SEX APPEAL y el CARISMA que desprendía en la gran pantalla, de manera inmediata hicieron de RUDY una estrella adorada por mujeres y admirada por los hombres. Un fenómeno hasta entonces desconocido en HOLLYWOOD.

DOS MATRIMONIOS CON LESBIANAS

Sin embargo, RODOLFO VALENTINO, uno de los actores más atractivos y deseados de la naciente industria cinematográfica, tuvo una enigmática vida sentimental.

Sus dos únicos matrimonios los realizó con dos bellas actrices que en el medio eran ampliamente conocidas por ser lesbianas, lo cual contribuyó a fortalecer el rumor de su supuesta homosexualidad.

Con la primera de ellas, JEAN ACKER (1893-1978), que venía de mantener una larga relación con la actriz ALLA NAZIMOVA, VALENTINO se casó en 1919, justo antes del ascenso de su carrera. Pero el matrimonio no se llegó a consumar, ya que la misma NOCHE DE BODAS la novia lo abandonó para refugiarse con su amante, GRACE DARMOND, una aspirante a actriz canadiense recién llegada a los ESTADOS UNIDOS.

Por vergüenza, VALENTINO se mantuvo casado con ACKER hasta que conoció a la diseñadora de vestuario y escenógrafa NATACHA RAMBOVA (1897-1966), otra ex amante de ALLA NAZIMOVA, a la que conoció durante la filmación de “CAMILLE” (1921).

VALENTINO y la RAMBOVA se casaron el 13 de mayo de 1922 en MEXICALI, MÉXICO, el mismo año que el actor solicitó el divorcio de ACKER, lo cual le provocó una demanda por BIGAMIA, que fue el alimento de una incipiente prensa rosa, cuando RUDY fue encarcelado por tres días al incumplir las leyes de CALIFORNIA, que obligaban a esperar un año entre un divorcio y un nuevo matrimonio.

Transcurrido el tiempo requerido por la LEY, RUDY y la RAMBOVA se volvieron a casar en CROW POINT, INDIANA, el 14 de marzo de 1923.

La RAMBOVA, que era rechazada por las antiguas amistades de VALENTINO por ser demasiado controladora y posesiva, cobró sumas estratosféricas como diseñadora de vestuario y escenografía de seis películas de su marido (“BEYOND THE ROCKS”, “THE YOUNG RAJAH”, “MONSIEUR BEAUCAIRE”, “THE HODDED FALCON”, “THE SAINTED DEVIL” y “COBRA”), contribuyendo en gran parte a la feminización del actor y, por consiguiente, al fracaso de las cintas y el declive de su carrera.

Finalmente, alegando ‘diferencias irreconciliables’, se divorciaron en 1925.

Contrario al caso de su primera esposa, a la que le otorgó una PENSIÓN ALIMENTICIA y conservó su amistad hasta su muerte, VALENTINO terminó su matrimonio con la RAMBOVA en los peores términos, llegando a impedirle contacto alguno e incluso hasta permanecer juntos en el mismo set en el que trabajara. Y como colofón, en su TESTAMENTO le dejó la fabulosa cantidad de UN DÓLAR.

EL PRIMER METROSEXUAL DE HOLLYWOOD

En poco menos de un año y luego de filmar tres películas (“CAMILLE”, “CONQUERING POWER” y “UNCHARTED SEAS”), VALENTINO vio incrementar su sueldo como actor de 50 DÓLARES a la semana, que fue lo que cobró por “LOS CUATRO JINETES DEL APOCALÍSPSIS”, a 500 DÓLARES semanales, que le ofrecieron por “EL SHEIK” (1921), una aventura de corte romántico ambientada en el desierto de ARGELIA.

“EL SHEIK”, dirigida por GEORGE MELFORD, fue muy importante para la carrera de VALENTINO, porque era la primera vez que el CINE MUDO mostraba en la gran pantalla la relación sexual y salvaje entre el atractivo jeque árabe AHMED BEN HASSAN, que secuestra a una atractiva mujer inglesa, LADY DIANA MAYO (interpretada por AGNES AYRES) para hacerla suya. La lucha desigual entre ambos se convirtió en un símbolo del cine silente.

“EL SHEIK”, estrenada el 20 de octubre de 1921, tuvo un espectacular éxito en taquilla (UN MILLÓN Y MEDIO DE DÓLARES), en mucho gracias al magnetismo erótico de VALENTINO, que aprovechó al máximo la oportunidad para exhibir sus poderosos bíceps, una parte de la anatomía masculina que hasta entonces había pasado desapercibida en la cinematografía.

La siguiente cinta, “SANGRE Y ARENA” (Blood and Sand, 1922), dirigida por FRED NIBLO y basada en otra novela de VICENTE BLASCO IBÁÑEZ, recaudó más de UN MILLÓN DE DÓLARES en los ESTADOS UNIDOS y CANADÁ. En ella VALENTINO da vida al torero ‘JUAN GALLARDO’, que fascinó a los anglosajones al mostrarlo enfundado en un ajustado traje de luces, para muchos un atuendo totalmente desconocido, al igual que la tauromaquia.

“EL JOVEN RAJÁ” (The Young Rajah, 1924), dirigida por PHIL ROSEN y coprotagonizada por FANNY MIDGLEY, mostró a un VALENTINO extremadamente sexy, rayando en lo extravagante, como ‘AMOS JUDD’, un rajá que en varias escenas aparece semidesnudo, con una atrevida vestimenta diseñada por NATACHA RAMBOVA, que consistía en varios hilos de perlas en las piernas, el pecho descubierto y un gran penacho.

Ese mismo año se filmó “MONSIUER BEAUCAIRE” (1924), una película de época dirigida por SYDNEY OLCOTT, con un costoso vestuario de época diseñado también por la RAMBOVA, que en combinación con la exagerada actuación de VALENTINO, en mucho contribuyó para que su ‘DUQUE DE CHATRES’ luciera extremadamente afeminado, decepcionando a su legión de admiradoras.

El “CHICAGO TRIBUNE”, en una memorable crítica anónima, se burló de los amaneramientos y el excesivo polvo de maquillaje del personaje, causando la ira del actor, que respondió furioso: “Se ha puesto en duda mi hombría. Reto a cualquiera a subir a un ring para demostrar quién es más hombre”. El encuentro jamás se llevó a cabo.

En ese tiempo, los rumores sobre la supuesta homosexualidad de VALENTINO, fueron alimentados por una serie de fotografías en las que el LATIN LOVER aparecía ejercitándose con un ajustado pantalón corto en poses extremadamente sugestivas, entre las que se incluían varias muy poco masculinas, en las que se agachaba o daba la espalda a la cámara.

RELACIÓN CON RAMON NOVARRO

A lo largo de su carrera, RODOLFO VALENTINO fue relacionado con varios hombres.

La lista incluye a sus compañeros de cuarto PAUL IVANO y DOUGLAS GERRARD, así como al actor francés NORMAN KERRY -abiertamente homosexual-, JACQUES HERBERTOT y ANDRÉ DAVEN, un periodista galo que fue ‘la gran pasión erótica de su vida’, según señala DAVID BRET en su libro “VALENTINO: A DREAM OF DESIRE” (1999).

Y dentro del medio artístico, uno de los secretos más conocidos era la estrecha pero secreta amistad que mantenían VALENTINO y el actor mexicano RAMÓN NOVARRO.

RUDY y RAMÓN se conocieron en 1921, durante la filmación de “LOS CUATRO JINETES DEL APOCALÍPSIS”, cuando tenían 26 y 22 años, respectivamente.

Además de una fuerte atracción mutua, ambos compartían el gusto por el ejercicio y la obsesión por tener un cuerpo musculoso y varonil.

RAMÓN NOVARRO (JOSÉ RAMÓN GIL SAMANIEGO, su nombre real), era hijo de una acomodada familia duranguense y primo de la actriz DOLORES DEL RÍO, que lo animó a irse a radicar a CALIFORNIA durante la REVOLUCIÓN MEXICANA y probar suerte como actor.

Bautizado como ‘el nuevo VALENTINO’, afianzó su fama en 1925 con el protagónico de “BEN HUR”, una película épica que en su época se convirtió en ‘la más cara que jamás se haya realizado’, justo cuando VALENTINO comenzaba a declinar.

Aun cuando públicamente NOVARRO se encargó de desmentir en reiteradas ocasiones su relación con el primer SEX SYMBOL del celuloide, lo que durante décadas se conoció como una leyenda o confidencia entre los más cercanos, quedó al descubierto la mañana del 30 de octubre de 1968 en que el artista mexicano fue encontrado salvajemente asesinado en el interior de su lujosa residencia de LAUREL CANYON.

En la segunda edición del libro “HOLLYWOOD BABYLON” (1975), KENNETH ANGER documenta que “desnudo, amarrado y golpeado salvajemente”, NOVARRO, entonces de 69 años, habría muerto por asfixia debido a que sus asesinos -dos jóvenes de 17 y 22 años que intentaban robarlo- le introdujeron en la boca una de sus posesiones más preciadas: un enorme consolador ART DECÓ, regalo de RODOLFO VALENTINO.

EL DECLIVE Y LA MUERTE

Separado de la RAMBOVA, VALENTINO recuperó temporalmente la fama con una producción que le devolvió la masculinidad perdida: “EL ÁGUILA NEGRA” (The Eagle, 1925), donde daba vida a ‘VLADIMIR DUBROVSKY’, un guerrero cosaco.

El año de 1926 marcaba su renacimiento actoral con “EL HIJO DEL SHEIK” (The Son of the Sheik) y su estabilidad en el ámbito personal, con una publicitada relación con la actriz POLA NEGRI, cuando repentinamente le sobrevino la muerte.

El 23 de agosto de 1926, de tajo terminó una carrera de doce años y 15 largometrajes estelares, la gran mayoría considerados unos clásicos del cine mudo.

VALENTINO dejó grabada su voz en dos canciones realizadas en mayo de 1923, “KASHMIR LOVE SONG” y “EL RELICARIO” (en español), en las que se pueden apreciar sus cualidades vocales y la posibilidad de emigrar exitosamente ante la aventura que para entonces significaba el CINE SONORO.

Pero HOLLYWOOD no estaba preparado para ello.

En septiembre de 1926, JACK WARNER, dueño de la WARNER BROS, afirmó que LAS PELÍCULAS HABLADAS nunca serían un éxito: “Fallan al no tener en cuenta el lenguaje internacional de las películas mudas, y la participación inconsciente de cada espectador en crear la obra, la acción, el argumento y el diálogo imaginado por él mismo”. Se equivocó rotundamente.

El 6 de octubre de 1927 se estrenó “THE JAZZ SINGER”, protagonizada por AL JOLSON, el primer largometraje comercial con sonido sincronizado. Y el cine cambió totalmente.

La temprana muerte de RODOLFO VALENTINO, prácticamente adelantó el final del CINE MUDO.

Y su muerte, también, dio inicio a la IDOLATRÍA por los artistas del SÉPTIMO ARTE, de la cual VALENTINO, además de SEX SYMBOL y LATIN LOVER, también fue pionero por su avanzada METROSEXUALIDAD.

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...