URUCHURTU, EL REGENTE DE HIERRO

EMBELLECIÓ AL DISTRITO FEDERAL Y FUE IMPLACABLE CON LOS ESPECTÁCULOS INMORALES

Por David Estrada

El sonorense ERNESTO P. URUCHURTU (1906-1997) fue REGENTE del entonces llamado DEPARTAMENTO DEL DISTRITO FEDERAL durante casi tres sexenios: con ADOLFO RUIZ CORTINES, de 1952 a 1958; con ADOLFO LÓPEZ MATEOS, de 1958 a 1964; y con GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, de 1964 a 1966 en que renunció, después de las fuertes críticas desatadas por el violento desalojo y destrucción de viviendas de más de 3,000 colonos en el PEDREGAL DE SANTA ÚRSULA, frente al ESTADIO AZTECA. Conocido como el ‘REGENTE DE HIERRO’ o ‘EL BÁRBARO DEL NORTE’, durante casi tres lustros gobernó con mano dura la capital del país, oponiéndose por igual a cualquier acto de corrupción en las dependencias de su gobierno que al comportamiento ‘inmoral’ de los capitalinos en los diferentes centros de diversión. A la par del embellecimiento y ordenado crecimiento de la ciudad, la ERA URUCHURTU también es recordada por la férrea oposición del regente a la construcción del METRO y a la presentación, en 1965, de la banda británica THE BEATLES. Enemigo acérrimo de las manifestaciones, URUCHURTU argumentaba: “Las calles pertenecen al gobierno y el gobierno permite que la gente las use de la manera como lo considere apropiado”. ALFONSO MARTÍNEZ DOMÍNGUEZ (1922-2002), que le sucedió en el cargo en 1964 y tuvo que renunciar en 1971 luego de LA MATANZA DEL JUEVES DE CORPUS, así lo recordaba en una entrevista para la revista “PROCESO” en 1996: “ERNESTO era un hombre inteligente, bien formado para el servicio público, enérgico, pero también muy cordial, honesto, querido por la gente. Supo poner orden y ser popular, por eso duró tanto en el puesto”.

Esta es la vida, el legado y los controvertidos claroscuros de ‘EL REGENTE DE HIERRO’.



ERNESTO URUCHURTU PERALTA (mejor conocido como ERNESTO P. URUCHURTU), gobernó los 1449 kilómetros cuadrados que conforman el DISTRITO FEDERAL, cuando la población pasó de 3 millones 350 mil en 1952 a casi 7 millones en 1966. Fue la ‘mano derecha’ de los presidentes ADOLFO RUIZ CORTINES, ADOLFO LÓPEZ MATEOS y GUSTAVO DÍAZ ORDAZ.

En su gestión, se construyeron importantes obras de infraestructura para la CIUDAD DE MÉXICO: el COLECTOR CENTRAL, para resolver el problema del drenaje y las continuas inundaciones, y los VIADUCTOS LA PIEDAD Y MIGUEL ALEMÁN, la AVENIDA RÍO CHURUBUSCO, la ampliación del PASEO DE LA REFORMA y la AVENIDA INSURGENTES NORTE (desde VILLALONGÍN hasta INDIOS VERDES) y el primer tramo del ANILLO PERIFÉRICO (desde el TOREO DE CUATRO CAMINOS hasta CUEMANCO, en XOCHIMILCO), para agilizar el tráfico. Se resolvió el problema de los VENDEDORES AMBULANTES con la creación de 160 MERCADOS con 49 mil 588 puestos, entre ellos los de LA MERCED, SAN JUAN, SONORA, PERALVILLO, SAN COSME y LA LAGUNILLA. Ordenó la construcción del RASTRO y el FRIGORÍFICO del DDF, y por primera vez la ciudad más importante del país contó con SERVICIO MÉDICO FORENSE.

También se inauguraron el MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA (1964), el MUSEO DE ARTE MODERNO (1964), el MUSEO DE HISTORIA NATURAL (1964), el ESTADIO AZTECA (1966) y la SEGUNDA SECCIÓN del BOSQUE DE CHAPULTEPEC (1964), con 24 fuentes, dos lagos artificiales, un restaurante, diez quioscos para comida, un PARQUE DE DIVERSIONES con MONTAÑA RUSA y FERROCARRIL INFANTIL incluidos, y un ZOOLÓGICO que aumentó su colección hasta llegar a 2 mil 341 animales de 251 especies diferentes.

Entre 1963 y 1964, en las colonias SAN JUAN DE ARAGÓN, SANTA CRUZ DE MEYEHUALCO y DEL PEÑÓN, inauguraron UNIDADES HABITACIONALES con trece mil casas unifamiliares.

Preocupado por el embellecimiento de la capital, URUCHURTU mandó construir parques y jardines, así como colocar fuentes, estatuas y miles de árboles y flores -gladiolas las más recurrentes- en los más importantes cruceros capitalinos, una acción que le valió el apodo de ‘DON GLADIOLO’.

Una crónica de la época, describía: “La CIUDAD DE MÉXICO hoy es una de las más bellas del mundo. Una de las que tienen más flores por doquier, hasta que toda ella puede parecer un hermoso jardín. Un sitio en el que se vive públicamente en parques y jardines con dignidad, con alegría, con un amable sentimiento de concordia”.

Sobre la manía de URUCHURTU de llenar de flores los camellones de la ciudad, el cómico JESÚS MARTÍNEZ ‘PALILLO’ (1913-1994) decía en su irreverente espectáculo carpero, que el regente -quien lo mandó seis veces a la cárcel y diez veces le cerró el teatro-, sembraba flores por toda la ciudad “porque no sabía dónde había sido sepultada su madre".


Pese a las críticas, el DISTRITO FEDERAL vivió entonces uno de sus mejores momentos de reforestación y embellecimiento.

ANFITRIÓN DE REYES Y PRESIDENTES…

De manera particular durante la presidencia de ADOLFO LÓPEZ MATEOS (1958-1964), a ERNESTO P. URUCHURTU le tocó ser anfitrión de reyes, emperadores y presidentes de diversas partes del mundo que visitaron el DISTRITO FEDERAL.

El presidente francés CHARLES DE GAULLE, el emperador etíope HAILE SELASSIE, la reina JULIANA DE HOLANDA, el presidente yugoslavo JOSIP BROZ TITO, el primer ministro de la INDIA, JAWAHARLAL NEHRU y el presidente norteamericano JOHN F. KENNEDY, fueron nombrados HUÉSPEDES DISTINGUIDOS del DISTRITO FEDERAL y condecorados personalmente por URUCHURTU en el SALÓN DE CABILDOS DE LA CIUDAD DE MÉXICO.

El 4 de julio de 1962, la revista “IMPACTO”, haciendo a un lado incluso al presidente LÓPEZ MATEOS, presentaba en su portada la imagen de ‘EL REGENTE DE HIERRO’ y el presidente norteamericano con el siguiente texto: “”El licenciado ERNESTO P. URUCHURTU, a nombre del pueblo capitalino, declaró al presidente JOHN F. KENNEDY huésped de honor, haciéndole entrega de un pergamino y de las llaves de la ciudad. Además, le impuso una medalla alusiva”.

Y en las páginas 14 a la 17 de la misma publicación, bajo el título “EL CREDO DEL TRABAJO SIGUE DANDO SUS FRUTOS”, CARLOS SAMAYOA reseñaba la inauguración de “dos nuevas grandes obras del DEPARTAMENTO CENTRAL”: LA CALZADA DE LOS MISTERIOS y la prolongación del VIADUCTO DE LA PIEDAD. “El pueblo, entretanto, lo agradece con vítores”, apunta la inserción oficial.

LA REPRESIÓN DE ‘EL REGENTE DE HIERRO’

Sin embargo, una de las etapas más difíciles para el espectáculo en el DISTRITO FEDERAL, se vivieron precisamente con URUCHURTU como regente. Su labor represiva se escudó en LA CRUZADA DE LA DECENCIA TEATRAL, ejercida por la OFICINA DE ESPECTÁCULOS del DDF.

Y así, por ejemplo, la película “VIRIDIANA” (1961), dirigida por LUIS BUÑUEL y protagonizada por SILVIA PINAL, aun cuando recibió el máximo galardón del FESTIVAL DE CANNES, por su fuerte temática anti religiosa fue prohibida para ser exhibida en “la ciudad de URUCHURTU”, igual que en la ESPAÑA de FRANCISCO FRANCO.

Prácticamente todos los cabarets famosos como el SALÓN MÉXICO y el WAIKIKI, fueron clausurados por presentar en ellos “espectáculos indecentes”.

Cantinas, pulquerías, prostíbulos y hoteles de paso también vivieron sus horas más difíciles.

En su libro “DEL ÚNICO MEXICANO EN EL TITANIC: DEL REGENTE DE HIERRO Y OTROS URUCHURTU” (2004), ALFREDO URUCHURTU SUÁREZ, detalla las prácticas poco ortodoxas que ejercía su tío-abuelo para hacer valer la LEY: “Mandaba cambiar el nombre o numeración de una calle para violar un amparo que protegía un determinado inmueble; ordenaba abrir zanjas para bloquear el acceso a comercios que entablaban demandas para no plegarse a sus disposiciones; y en ocasiones enviaba espías a los restaurantes para inducir a sus dueños a violar las normas del gobierno capitalino a fin de poner a prueba su obediencia”.

Una anécdota acerca de la posición de URUCHURTU ante los temas de la ‘moral pública’, fue la censura que sufrió, en noviembre de 1957, la puesta en escena de “LA CELESTINA”, de FERNANDO DE ROJAS (1470-1541). En la entonces OFICINA DE ESPECTÁCULOS del DDF, no conforme con multar al director y al elenco, arguyendo amoralidad por el nombre de los personajes que se enunciaban en el programa de mano, tal y como aparecen en la obra original: "ramera”, “puñetero”, “meretriz” y “alcahueta", se giró una ORDEN DE PRESENTACIÓN para el autor -que llevaba 416 años muerto- por el cargo de “PORNOGRAFÍA”.

En la ÉPOCA DORADA de su regencia, URUCHURTU fue el tema central de una canción del folclorista CHAVA FLORES (1920-1987), titulada “NO ES JUSTU”: “Son las gladiolas, con las fuentes y las rosas, las que embellecen la ciudad con muchu gustu… Ya los mercados están rete-nuevecitos, por treinta pesos te dan dos aguacatitos; las verduleras hoy se llaman verduristas, los cargadores son guías para turistas”.

ENTRE EL NEPOTISMO Y LA HONRADEZ

Implacable con los corruptos, ERNESTO P. URUCHURTU, en contraparte, ejercía el NEPOTISMO a total plenitud.

Su hermano GUSTAVO estaba al frente del MONTE DE PIEDAD, donde logró acumular una escandalosa fortuna, en tanto que uno de sus sobrinos ocupaba el cargo de secretario general del SEGURO SOCIAL, el segundo en importancia en dicha institución, y otro más fue su secretario auxiliar en el DEPARTAMENTO DEL DISTRITO FEDERAL, durante toda su gestión.

El origen de esta ‘protección’ se encontraba, quizá, en la gran cercanía que el regente tenía con su familia sanguínea, ante la carencia de una familia propia.

Comparado, por su inquebrantable sentido del deber y la moralidad con J. EDGAR HOOVER (1895-1972), el primer director del FBI, la oficina de inteligencia norteamericana que dirigió durante 37 años, de 1935 hasta su muerte en 1972, URUCHURTU también compartía con el férreo funcionario norteamericano otra similitud: nunca se casó ni tuvo novia oficial.

Gran parte de su vida ERNESTO P. URUCHURTU la vivió al lado de su hermano GUSTAVO, que también era soltero.

Se asegura que al morir su hermano GUSTAVO y quedar ERNESTO como su albacea testamentario, el ‘REGENTE DE HIERRO’ se escandalizó de la cantidad de dinero y propiedades que había acumulado durante su trayectoria en el servicio público que incluía haber sido médico personal del presidente ÁLVARO OBREGÓN, diputado federal, senador de la República y patrono del NACIONAL MONTE DE PIEDAD. “¿Cuándo y cómo acumuló tal fortuna?”, se preguntaba ERNESTO asombrado.

Y es que, durante los 14 años que estuvo al frente del DEPARTAMENTO DEL DISTRITO FEDERAL, URUCHURTU nunca había hecho negocios ni había adquirido propiedades que no fueran aquellas que su sueldo pudiera pagar.

Precandidato a la presidencia de la República en 1958 y 1964, URUCHURTU se retiró de la vida pública a partir de que presentó su renuncia a DÍAZ ORDAZ, en septiembre de 1966, luego de un violento desalojo de colonos que fue magnificado por sus enemigos.

En los pasillos de PALACIO NACIONAL se decía que la verdadera razón de su salida del DDF fue su obsesiva negativa para la construcción de EL METRO, que finalmente fue inaugurado por el presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ en septiembre de 1969, con ALFONSO CORONA DEL ROSAL como regente.

Porque “prestigiaba al sistema”, se le trató de revivir políticamente con LUIS ECHEVERRÍA (1970-1976) y con MIGUEL DE LA MADRID (1982-1988), proponiéndole ser SENADOR DE LA REPÚBLICA. No aceptó. Su tiempo político, decía, ya había pasado.

ERNESTO P. URUCHURTU murió a los 91 años, en el todavía DISTRITO FEDERAL, el 8 de octubre de 1997. Para entonces, las nuevas generaciones ya habían olvidado los claroscuros de ‘EL REGENTE DE HIERRO’.

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...