MARICRUZ OLIVIER: LA INOLVIDABLE 'TERESA'

Por David Estrada

MARICRUZ OLIVIER fue una de las actrices mexicanas más destacadas de las décadas de los sesentas y setentas. Con más de 50 películas y 20 telenovelas, se inmortalizó por su papel de la malvada ‘TERESA’ y por su participación en la destacada cinta gótica “HASTA EL VIENTO TIENE MIEDO” (1967). Con una tormentosa vida personal, la fuerza de su histrionismo era tan destacada como lo explosivo de su carácter. Enferma de CÁNCER DE PÁNCREAS, decidió terminar con su vida el 10 de octubre de 1984, cuando apenas tenía 49 años.

MARÍA DE LA CRUZ OLIVIER OBERGH nació el 19 de septiembre de 1935 en TEHUACÁN, PUEBLA. Estudió FILOSOFÍA Y LETRAS, LITERATURA Y ACTUACIÓN en la ACADEMIA ANDRÉS SOLER de la ANDA. Con el reconocido director DIMITRIO SARRÁS aprendió el método de actuación del ruso CONSTANTIN STANISLAVSKI (1863-1938).

Con el papel de ‘MARTHA JIMENEZ’, a los 16 años comenzó su carrera como actriz en la película "ÉSOS DE PÉNJAMO" (1951), al lado de JOAQUÍN PARDAVÉ y ROSARIO GRANADOS. Debutó en el teatro en el 1952 en la obra "QUE NO ES CORDERO" y, tres años más tarde, con la obra "SANTA JUANA", se convirtió en una de las actrices jóvenes más prometedoras de su generación.

Su carrera en la televisión comenzó en 1959 con "TERESA", una telenovela de gran éxito dirigida por RAFAEL BANQUELLS (1917-1990) para TELESISTEMA MEXICANO, que la consagró como una icónica villana y se convirtió en el primer melodrama en ser llevado al cine, en 1961, con MARICRUZ repitiendo en el papel protagónico. Entonces, se inmortalizó la frase: “¡Me das miedo, TERESA!”, contenida en la tortuosa historia.

En 1983, en una entrevista para periódico EL HERALDO DE MÉXICO, la propia actriz reconoció: “Las villanas me dieron fama. La gente ha detestado a mis malditas: sólo cuatro en mi carrera. Sé que no me detestan a mí. En la mente de la gente no me quedé como villana, sino como actriz. Cuando hice “TERESA”, no faltaba quien me parara en la calle para darme consejos: ‘Muchachita, no seas mala hija’, o ‘Pórtate mejor con tus padres’. Otras personas, en cambio, me daban la espalda y se iban espantadas: ‘Eres un monstruo’. Aquella telenovela fue todo un fenómeno”.

Otros de los trabajos de MARICRUZ OLIVIER para la pantalla chica fueron: “DOS CARAS TIENE EL DESTINO” (1960), “TRAICIONERA” (1963), “LA TORMENTA” (1967), “NO CREO EN LOS HOMBRES” (1967), “ESTAFA DE AMOR” (1968), “LA SONRISA DEL DIABLO” (1970), “LAS GEMELAS” (1972), “BARATA DE PRIMAVERA” (1975) y “EN BUSCA DEL PARAÍSO” (1982), entre otros.

Según varios de sus más allegados, en la vida real LA OLIVIER se parecía en mucho a los malvados personajes que encarnaba: era ambiciosa y calculadora, y utilizaba a los hombres solo para obtener papeles y escalar posiciones en el medio, cuando de todos eran ampliamente conocidas sus preferencias sexuales. Alguna ocasión, tratando de acallar los rumores sobre una redada homosexual en la que se vio involucrada, uno de sus amigos periodistas circuló el rumor sobre un supuesto romance entre la actriz y un influyente político del echeverriato. Nadie se lo creyó. Otra vez, buscando obtener un papel protagónico, enamoró al productor cinematográfico PEDRO ANTONIO CALDERÓN, sin importarle que fue el compañero sentimental de su amiga, la también actriz NINÓN SEVILLA (1929-2015).

Su carácter era tan fuerte, que en 1968, durante el rodaje de la telenovela “ESTAFA DE AMOR”, cansada de las largas esperas para su llamado a escena, propinó una bofetada al director MIGEL ZACARÍAS, una acción que casi le cuesta su salida de la producción. Platica la actriz LORENA VELÁZQUEZ, compañera de MARICRUZ en la cinta: "Yo me quedé asustadísima. En toda mi carrera de actriz nunca he visto que una compañera hiciera eso; además, don Miguel era un director muy respetable, de edad, al que todos queríamos. Todos nos quedamos helados sin hacer nada".

Una década más tarde, en 1978, repitió su ‘hazaña’ durante la grabación de la telenovela “VIVIANA”. Entonces cacheteó a la protagonista, LUCÍA MÉNDEZ (1955), molesta por las continuas atenciones que el productor le tenía por ser protegida de EMILIO AZCÁRRAGA MILMO (1930-1997). De castigo y a pesar de que la telenovela se encontraba en los más altos índices de audiencia, MARICRUZ y su personaje de la glamorosa ‘GLORIA’ fueron enviadas por varios días a su casa.

Filmó más de 50 películas. Entre las más notables: “ORQUIDEAS PARA MI ESPOSA” (1954), con MARGA LÓPEZ y JORGE MISTRAL; ANGELITOS DEL TRAPECIO (1959), con ‘VIRUTA’ y CAPULINA; “EL JOVEN DEL CARRITO” (1959), con ‘CLAVILLAZO’; “QUINCEAÑERA”, con MARTHA MIJARES y TERE VELÁZQUEZ; “CHICAS CASADERAS” (1961), con SILVIA SUÁREZ; “SOL EN LLAMAS” (1962), con ANTONIO ÁGUILAR; “LOS NOVIOS DE MIS HIJAS” (1964), con AMPARO RIVELLES y JULIO ALEMÁN; “HE MATADO A UN HOMBRE” (1964), con FERNANDO SOLER; “DESPEDIDA DE SOLTERA” (1966), con ALICIA BONET y FANNY CANO; “EL DERECHO DE NACER” (1966), con AURORA BAUTISTA; “LA MUERTE ES PUNTUAL” (1967), con ALFREDO LEAL; “CÓMO PESCAR MARIDO” (1967), con JORGE RIVERO y JOAQUIN CORDERO; “LAS PECADORAS” (1968), con ROGELIO GUERRA; “HE ENCONTRADO UNA MUJER” (1970), con GUILLERMO MURRAY; “CRÓNICA DE UN COBARDE” (1970), con ARMANDO SILVESTRE Y ENRIQUE ÁLVAREZ FÉLIX; “POBRE NIÑO RICO” (1974), con RICARDO BLUME; “TRES MUJERES EN LA HOGUERA” (1979), con PILAR PELLICER y MARITZA OLIVARES; y “LA NIÑA DE LOS HOYITOS” (1984), que fue su última cinta.

Mención especial merece “HASTA EL VIENTO TIENE MIEDO” (1967), un clásico del cine mexicano de HORROR GÓTICO, escrito por CARLOS ENRIQUE TABOADA (1929-1997) y dirigido por JESÚS GROVAS, y en la que también participaron MARGA LÓPEZ, NORMA LAZARENO, ALICIA BONET y ELIZABETH DUPEYRON.

En agosto de 1984, MARICRUZ OLIVIER fue intervenida quirúrgicamente y allí se le detectó CÁNCER DE PÁNCREAS. Desesperada, viajó a los ESTADOS UNIDOS para buscar una cura. “Es el cáncer más agresivo”, le dijeron. Unos días más tarde, completamente desahuciada, regresaba a la CIUDAD DE MÉXICO para recluirse a piedra y lodo en su casa de la COLONIA CONDESA. No quería que nadie la viera en tan lamentable estado. Pesaba 32 kilos y sus ojos verdes estaban completamente apagados.

Sumida en una profunda depresión, alejada de todos sus amigos y con todos los espejos de su casa hechos pedazos, el 10 de octubre de 1984 MARICRUZ OLIVIER decidió adelantar su final. Se suicidó. Y fue entonces que se conoció su tragedia. Tenía apenas 49 años de edad.

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...