RECORDANDO A RAÚL VELASCO

UN FABRICANTE DE ESTRELLAS

Por David Estrada

Conocí a RAÚL VELASCO, la primera vez, en marzo de 1980. Aquel año, como espectador acudí a una emisión del programa “SIEMPRE EN DOMINGO” en los estudios de avenida CHAPULTEPEC 18, el mítico escenario que cinco años más tarde destruyó hasta sus cimientos el más devastador terremoto ocurrido en la CIUDAD DE MÉXICO.

Aquella ocasión, como cientos de espectadores más, pacientemente hice una larga cola durante casi dos horas para poder acceder al estudio "PACO MALGESTO" que durante varias décadas fue la ventana de las ilusiones y los sueños de millones de mexicanos. La puerta de entrada para LATINOAMÉRICA de cientos de artistas nacionales e internacionales. El escaparate más codiciado para el lanzamiento nacional, continental y mundial de cantantes, artistas y conductores de MÉXICO y todo el MUNDO: JULIO IGLESIAS, RAPHAEL, CAMILO SESTO, MIGUEL BOSÉ, MOCEDADES, ROCÍO DÚRCAL, MECANO, PEDRO MARÍN, LOCOMÍA y ROCÍO JURADO de ESPAÑA; NACHA GUEVARA, VALERIA LYNCH y AMANDA MIGUEL de Argentina; JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ y RICARDO MONTANER de VENEZUELA; OLIVIA NEWTON-JOHN, DONNA SUMMER y ANDY GIBB de ESTADOS UNIDOS; MENUDO, LOS CHAMOS, CHAYANNE y RICKY MARTIN de PUERTO RICO; CELIA CRUZ de CUBA; LA LEY de CHILE; SHAKIRA de COLOMBIA; RICARDO ARJONA de GUATEMALA; DENISSE DE KALAFFE de BRASIL, y los mexicanos LOLA BELTRÁN, VICENTE y ALEJANDRO FERNÁNDEZ, LUIS MIGUEL, JUAN GABRIEL, RIGO TOVAR, LUPITA D’ ALESSIO, ANGÉLICA MARÍA, MARCO ANTONIO SOLÍS Y ‘LOS BUKIS’, DANIELA ROMO, EMMANUEL, MIJARES, YURI, LUCÍA MÉNDEZ, MAGNETO, LAURA LEÓN, PEDRO FERNÁNDEZ, LUCERO y JOAN SEBASTIAN, entre muchos otros.

Durante casi tres décadas, del 3 de diciembre de 1969 y hasta el 19 de abril de 1998, los mexicanos primero y gran parte del mundo después, nos dábamos cita cada semana frente a su televisor para ver “SIEMPRE EN DOMINGO”, el programa de variedades que, junto con la misa y el fútbol, redondeaban a la perfección una jornada eminentemente familiar. Más de 150 MILLONES DE HISPANOPARLANTES de MÉXICO, ESTADOS UNIDOS, REPÚBLICA DOMINICANA, PUERTO RICO, PERU, COSTA RICA, ECUADOR, PARAGUAY, BRASIL, HONDURAS, PANAMÁ, BOLIVIA, GUATEMALA, EL SALVADOR y ALASKA, reunidos ante el televisor.

Ese domingo 16 de marzo de 1980 que conocí a RAÚL VELASCO por primera vez, el cantante norteamericano SHAUN CASSIDY, el famoso hermano de DAVID (“LA FAMILIA PARTRIDGE”) inauguraba “LA HORA JUVENIL”, una nueva y efímera sección del programa dedicada a los adolescentes, a cargo de la actriz ANABEL FERREIRA, entonces una inexperta conductora y años más tarde, a través del programa “ANABEL”, una exitosa actriz cómica.

Como parte del público, a lo largo de una maratónica jornada que inició a las 13 horas con la grabación de varios números musicales para emisiones posteriores con el famoso intérprete de la serie televisiva “INTRIGA MISTERIOSA” (THE HARDY BOYS MISTERIES), continuó a las 16 horas con la transmisión grabada de “MÉXICO, MAGIA Y ENCUENTRO” y concluyó, a partir de las 18 horas y hasta las 22 horas, ‘en vivo’ con “SIEMPRE EN DOMINGO”, pude constatar el magnetismo y enorme poder mediático que concentraba este popular y controvertido conductor celayense que nació en 1933 y dio sus primeros pasos profesionales como reportero en el periódico “EL HERALDO DE MÉXICO”.

Calor sofocante, bellas edecanes en minifalda, pequeños monitores colgando del techo, la orden irrestricta de no levantarse durante la grabación y un estratégico cartel con la frase ‘APLAUSOS’, que discretamente levantaban los tramoyistas en determinados momentos de la emisión para ‘invitarnos’ a participar y la infaltable DOÑA CARLOTITA, formaban parte de toda esa parafernalia ‘detrás de cámaras’ del programa dominical que durante 28 años y cuatro meses dictó el gusto musical de tres generaciones.

Transcurrieron 22 años para que nuevamente, en el año 2002, tuviera la oportunidad de conocer a RAÚL VELASCO, ahora yo como su anfitrión, para la transmisión del sexto programa de la serie “DE CARA AL BAJÍO”, que durante dos años produje y conduje en el canal local de la desaparecida televisora local TVQ.

Accesible, cordial y acompañado en todo momento de su esposa DORLE, en una memorable emisión que pasó al aire el domingo 20 de octubre y en la que me acompañaron mis amigos y compañeros ANDRÉS ESTEVES y MANUEL NAREDO, el creador de la famosa frase “AÚN HAY MÁS”, revivió glorias pasadas, anécdotas, nombres y recordó los momentos más importantes de su vida profesional que inició a finales de la década de los sesenta en el canal 8 del entonces TELESITEMA MEXICANO.

“Yo nunca veté a nadie, jamás”, respondió tajante RAÚL VELASCO cuando le cuestioné acerca de los continuos rumores que en torno a ese tema se hablaba en el medio del espectáculo. Y, en contrapartida, recordó como a veces y debido a la excesiva carga de solicitudes de aparecer en su programa de TV, les negó la oportunidad a muchos, porque pensaba que carecían de talento. “Recuerdo que una ocasión me fue a ver un muchacho bastante feo y se puso a cantarme en el pasillo en busca de una oportunidad. Yo, agobiado por el ritmo de trabajo que llevaba, le pedí que me dejara continuar mi trayecto. -¿Crees que con esa cara puedes triunfar en la televisión?, le dije. Y seguí mi camino. Años más tarde, después de una pomposa presentación que hice de él dentro de mi programa, ese muchacho ahora convertido en un cantante de renombre, me recordó este pasaje y me dijo: ‘Ese comentario suyo, lejos de deprimirme, me hizo superarme y llagar a donde estoy y regresar a pisar este escenario que tanto he buscado. ¡Muchas gracias!’. Ese joven no era otro que JOAN SEBASTIAN”.

Durante noventa minutos de la emisión de “DE CARA AL BAJÍO”, RAÚL VELASCO también se refirió a los años en los que la rígida censura oficial alcanzaba, incluso, a los programas de entretenimiento. Y recordaba como, una ocasión, precisamente para reprenderlo por un comentario que hizo al aire, el presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ (1964-1970) se comunicó directamente a su oficina. –Señor, le habla el presidente DÍAZ ORDAZ, le dijo angustiada a VELASCO su secretaria. RAÚL, incrédulo, tomó el auricular y preguntó: “¿Quién llama?”. –El presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, respondió su interlocutor. “Sí, cómo no, chucha. ¿Y qué se te ofrece?”, bromeó el conductor. “Habla GUSTAVO DÍAZ ORDAZ”, se escuchó de manera enérgica. “Y hasta entonces me di cuenta que ésa era la inconfundible voz del mismo presidente de la República –comentó riendo RAÚL VELASCO. Entonces no era común que un presidente tomara el teléfono y se comunicara directamente con un periodista o conductor de TV. Y mucho menos para reclamarle. Así que ya se imaginarán como quedé una vez que colgué el teléfono. ¡Blanco como un papel!”.

Para ese 2002, retirado de la televisión desde 1998, según se dijo entonces, debido a una delicada operación de trasplante de hígado, ya RAÚL VELASCO no era físicamente el mismo hombre activo y dinámico que recorrió casi todo el país y gran parte del mundo llevando la cultura y la música de MÉXICO. Tampoco el hombre-televisión que tenía en sus manos el poder de convocatoria más grande del que se tenga conocimiento en el mundo del entretenimiento nacional, llenando auditorios y grandes plazas.

Al día siguiente de la entrevista, el lunes 21 de octubre, aprovechando su visita a QUERÉTARO, la compañía discográfica EMI CAPITOL invitó a varios medios de comunicación locales para hablar de la próxima aparición del disco “LO MEJOR DEL FESTIVAL OTI”, donde se reunía una antología de uno de los concursos musicales que, precisamente bajo el cobijo de RAÚL VELASCO, sirvió de plataforma para muchos artistas mexicanos -algunos ya perdidos en el anonimato- como ARIANNA, MARIO PINTOR, YOSHIO, OSCAR ATHIE, FRANCISCO XAVIER, NAPOLEÓN, KRISTAL, GUALBERTO CASTRO y MARÍA MEDINA, entre otros.

A la rueda de prensa, realizada en el Hotel-SPA “DOÑA URRACA”, únicamente acudió el periódico “NOTICIAS”. Los demás medios se habían olvidado, ya no les interesaba o simplemente desconocían la trayectoria de uno de los comunicadores más importantes del MÉXICO del SIGLO XX.

“Este desprecio e indiferencia no hubieran ocurrido hace diez años”, me dijo entonces RAÚL VELASCO, con un dejo de amargura. Y, tratando de encontrar una lección frente a este incidente, agregó: “Nunca olvides esto: los hombres en los medios somos transitorios, hasta desechables. El trabajo es lo importante y lo único que permanece con el paso del tiempo”. Y, en seguida, me regaló un ejemplar de su libro “REFLEXIONES”, en el cual plasmó la siguiente dedicatoria: “Para mi nuevo amigo DAVID: La vida está formada de muchas historias y compartirlas es lo que nos inspira. RAÚL VELASCO”.

Un par de ocasiones más nos volvimos a ver en su oficina de la CIUDAD DE MÉXICO. Y otras tantas conversamos por teléfono, siempre con la promesa, en cuanto su salud se lo permitiera, de volver a Querétaro como invitado a mi programa. Siempre cordial, siempre amable. Siempre humano.

El martes 17 de octubre del 2006, en el CENTRO DE CONVENCIONES de ACAPULCO, la empresa TELEVISA organizó un homenaje a RAÚL VELASCO, en el cual se reunieron varias de las personalidades que, bajo su cobijo, concretaron triunfos y consolidaron sus carreras. “Cuando tú te fuiste -le dijo emotivo CHRISTIAN CASTRO durante la emisión-, los artistas desaparecimos también y dejamos de tener un espacio en la televisión”.

Durante varias semanas, este homenaje de cinco horas de duración titulado “AÚN HAY MÁS”, pospuso se transmisión debido, primero, a la final del popular programa “BAILANDO POR LA BODA DE TUS SUEÑOS” y, después, al ESPECIAL DE NAVIDAD de la misma emisión. Hasta que se determinó que saldría al aire a las 18:30 horas del domingo 26 de noviembre por su casa, el CANAL 2. La frecuencia televisiva a la que contribuyó en gran medida a que se conociera con el apelativo de “EL CANAL DE LAS ESTRELLAS”.

RAÚL VELASCO, el padrino y fabricante de las estrellas, ya no pudo ver en televisión su homenaje. Ese domingo, a las 7:45 de la mañana, rodeado de su familia, murió a los 73 años. Murió, coincidentemente un domingo. Y, también, murió, con el más grande homenaje al que todo comunicador puede aspirar después de varios años de retiro: cuando su imagen y su trabajo volvieron a reaparecer en las pantallas de la televisión. Congregando, como en antaño, a cientos de miles de familias frente al aparato receptor. Hace diez años…

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...