JOSÉ LUIS CUEVAS, MI PAPÁ Y YO...

Por David Estrada.

JOSÉ LUIS CUEVAS, mi padre y yo, fotografiados en el JARDÍN OBREGÓN (hoy ZENEA), teniendo de fondo la FUENTE DE LA DIOSA HEBE y el KIOSCO. Es la década de los setenta.

Mis padres estudiaron profesionalmente PINTURA en la ESCUELA NACIONAL DE PINTURA, ESCULTURA Y GRABADO “LA ESMERALDA”, en la CIUDAD DE MÉXICO. El arte fue su pasión, su vocación y su vida. Y por ello, conocieron y se relacionaron con importantes artistas plásticos de la época como ABELARDO ÁVILA, RAÚL ANGUIANO y BENITO MESSEGUER, entre otros. Cuando todavía no adquiría la formación necesaria, mi madre me platica que cometió el pecado de externar su desagrado por los 'monotes' que pintaba DIEGO RIVERA, teniéndolo a él a un lado.

Años más tarde y ya como profesionales, ambos cultivaron la amistad de ‘EL NIÑO TERRIBLE DE LA PLÁSTICA MEXICANA’, el gran JOSÉ LUIS CUEVAS, que varias veces vino a Querétaro invitado por mi padre, entonces director de DIFUSIÓN CULTURAL de la UAQ, en tiempos en que fue rector el licenciado JOSÉ GUADALUPE RAMÍREZ ÁLVAREZ.

Otra ocasión, ya separados mis padres, JOSÉ LUIS, acompañado de su esposa BERTHA, fue a casa de mi mamá para conocer el retrato que mi madre le pintó a la mujer que fue el gran amor de su vida y hoy forma parte del acervo del MUSEO CUEVAS.

Y una vez más, generoso como lo fue siempre con mi familia, JOSÉ LUIS CUEVAS aceptó concederme una entrevista y apadrinar mi revista "CON MAYÚSCULAS" y estuvo como invitado especial en un evento realizado en el MESÓN DE SANTA ROSA, con la presencia del gobernador ENRIQUE BURGOS GARCÍA. Al día siguiente, para coronar su estancia, acudió a los estudios de TVQ-GALAVISIÓN, para que le realizara una amplia entrevista, junto con mi amigo MANUEL NAREDO, para mi programa "DE CARA AL BAJÍO".

En esta fotografía, tomada en la década de los setenta en el entonces JARDÍN OBREGÓN (hoy JARDÍN ZENEA), estamos mi padre, JOSÉ LUIS CUEVAS y yo, flaco y mal vestido, quizá a los nueve años, con una camisa roja con chaleco adherido. JOSÉ LUIS, en la plenitud de sus cuarenta y tantos, con chamarra de piel, botas y una camisa abierta en el pecho. Eran tiempos en los que el artista todavía arrancaba suspiros por sus penetrantes ojos verdes y por las mil historias que platicaba sobre sus aventuras amorosas. Mi padre, impecable, como siempre. Con su saco color crema que todavía recuerdo y perfectamente bien peinado.

Una foto que fue dedicada en el reverso por JOSÉ LUIS durante su visita a QUERÉTARO el 5 de mayo del 2002 y que hoy, que me he enterado de la muerte de JOSÉ LUIS CUEVAS, he sacado del baúl de los recuerdos...

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...