LA PRIMERA VEZ QUE ESCUCHÉ A ELVIS

Por David Estrada

Tenía yo trece años cuando escuché por primera vez a ELVIS PRESLEY (1935-1977). Como si fuera ayer, todavía recuerdo el momento en que mi gastado aparato radio-cassetera-tocadiscos marca “SILVANO”, sintonizaba CANAL 98 (“CANAL 98 POR LA NOCHE” era el programa), para entonces la única estación radiofónica que en QUERÉTARO transmitía lo nuevo y lo clásico de la MÚSICA EN INGLÉS, desde sus instalaciones ubicadas en la parte alta del EDIFICIO NUEVA YORK, en el número 123 de la avenida CORREGIDORA, casi esquina con ZARAGOZA.

Eran las nueve de la noche y me estaba bañando. Y la primera canción que me presentó a un ELVIS que hasta entonces desconocía (vital, profundo y con una hermosa voz), fue una pieza escrita por MARK JAMES y titulada “SUSPICIOUS MINDS” (Mentes Suspicaces), sin duda, en su versión original grabada la madrugada del 23 de enero de 1969, una de las mejores canciones de la ÉPOCA POP del “REY DEL ROCK”, por su extraordinaria interpretación y su excelente orquestación (“We're caught in a trap I can't walk out Because I love you too much baby…”). Una canción que, según confesión del propio FRANK SINATRA, era una de sus favoritas. Una canción que se volvió imprescindible en las memorables presentaciones ‘en vivo’ que ELVIS ofrecía en el exclusivo HOTEL INTERNACIONAL en sus temporadas anuales en LAS VEGAS.

Al día siguiente de este descubrimiento, con el nombre de aquella rítmica melodía grabado en mi memoria, fui a “GRABACIONES SELECTAS”, la más grande e importante tienda de discos de aquella época (ubicada en la calle 16 DE SEPTIEMBRE la principal y en el interior del PASAJE SAN FRANCISCO su primera sucursal) y compré el DISCO SENCILLO, pues mi precaria economía adolescente no me daba para más.

Era un acetato de 45 RPM, facturado en nuestro país por la desaparecida RCA VICTOR (MKE-1231, su número de catálogo) y con CUATRO CANCIONES, entre las que estaba, además de “SUSPICIOUS MINDS”, otra pieza que apuntaló de manera definitiva mi devoción musical por ELVIS: “DON’T CRY DADDY” (NO LLORES, PAPI). Una verdadera joya musical para los amantes de la buena MÚSICA POP.

La portada de aquél, mi primer tesoro musical ELVISIANO, era monocromática, en colores morado y rojo y con una fotografía de un ELVIS treintón, con los brazos cruzados, portando una camisa de gran cuello y una chamarra negra, con patillas largas y su inconfundible copete sobre su frente.

Ese fue MI PRIMER DISCO DE ELVIS. Y a partir de ese día de 1976, a mi colección personal de discos se sumaron muchos más del con toda justicia bautizado como el “REY DEL ROCK”: dos, tres, cuatro, diez, veinte, cuarenta… ¡ciento veinticuatro discos! Toda una colección en la que, con varios años de retraso, fui descubriendo el talento artístico de un hombre sinónimo de REBELDÍA, CONTROVERSIA y ROCK’N ROLL. El legado del creador de un movimiento musical que revolucionó al mundo.

ELVIS PRESLEY murió por una sobredosis de medicamentos la tarde del 16 de agosto del año siguiente en su residencia de MEMPHIS, TENNESSE. En 1977. Apenas tenía 42 años de edad, aun cuando por su exceso de peso parecía mucho mayor.

Y a partir de entonces, para muchos -que ya no para mí-, se convirtió en toda una leyenda.

Ese año, en MÉXICO apenas iniciaba el sexenio de un vital JOSÉ LÓPEZ PORTILLO. QUERÉTARO era gobernado por ANTONIO CALZADA URQUIZA. JIMMY CARTER, un granjero cacahuatero de GEORGIA, había asumido el 20 de enero la presidencia de los ESTADOS UNIDOS. En ESPAÑA, el 15 de junio, se habían celebrado las primeras elecciones democráticas después de 40 años de dictadura franquista.

En el terreno MUSICAL, los primeros lugares de popularidad los peleaban ANDY GIBB (“I Just Want To Be Your Everything”), PETER FRAMPTON (“I’m In You”), JAMES TAYLOR (“Handy Man”) y BARBRA STREISAND (“Evergreen”). Las canciones que MÉXICO cantaba en 1977 eran: “SIEMPRE EN MI MENTE” de JUAN GABRIEL, “GAVILÁN O PALOMA” de JOSÉ JOSÉ, “VIVE” de NAPOLEÓN y “LINDA” de MIGUEL BOSÉ. Los grupos de moda eran ELECTRIC LIGHT ORCHESTRA, ABBA, KC & THE SUNSHINE BAND, FLEETWOOD MAC y THE COMMODORES. En MÉXICO se habían estrenado varias películas que trascenderían hasta nuestros días: “LA GUERRA DE LAS GALAXIAS” (Star Wars), “ENCUENTROS CERCANOS DEL TERCER TIPO” y “TIBURÓN”.

Hoy, cuando se recuerdan CUATRO DÉCADAS de la muerte de ELVIS, todas estas cosas vinieron a mi mente. Y en un arranque de nostalgia he querido compartirlas con ustedes…

____________________________

TAMBIÉN PUEDES LEER:

31 DATOS POCO CONOCIDOS DE ELVIS PRESLEY: http://davidestrada.org/index.php/la-otra-historia/14-la-otra-historia/415-elvis-presley-inedito

JUAN GABRIEL Y ELVIS: 10 COINCIDENCIAS http://davidestrada.org/index.php/espectaculos/12-espectaculos/433-juan-gabriel-y-elvis-10-coincidencias

LA PEDERASTIA EN EL MUNDO DEL ESPECTÁCULO: http://davidestrada.org/index.php/la-otra-historia/14-la-otra-historia/363-la-pedersatia-en-el-mundo-del-espectaculo

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...