YO FRENTE A SILVIA PINAL

Por David Estrada.

MARÍA FÉLIX, ANGÉLICA MARÍA y SILVIA PINAL, conforman mi trío de artistas femeninas a las que admiro y de las que me declaro abiertamente como su más fiel admirador. A las tres he conocido y entrevistado, afortunadamente en más de una ocasión y, con excepción de LA PINAL, en la intimidad de su hogar. Las tres fueron experiencias inolvidables, que marcaron mi vida personal y profesional. En esta ocasión me voy a referir de manera particular a SILVIA PINAL, a propósito de la transmisión de su bioserie “SILVIA PINAL FRENTE A TI”, que concluye la noche del 22 de marzo en LAS ESTRELLAS de TELEVISA.

A SILVIA PINAL la conocí por primera vez, en TELEVISIÓN, en aquel programa de variedades “SILVIA Y ENRIQUE” que, todavía en BLANCO Y NEGRO, se transmitió entre 1968 y 1972 por el CANAL 2. Desde entonces soy su admirador y religiosamente he seguido cada uno de sus programas y espectáculos musicales, con excepción de “MUJER, CASOS DE LA VIDA REAL”.

Con tristeza recuerdo la telenovela “MAÑANA ES PRIMAVERA” (1982), protagonizada por SILVIA y GUSTAVO ROJO, que marcó el debut de dos jóvenes y atractivas promesas artísticas: EDUARDO PALOMO (1962-2003) y VIRIDIANA ALATRISTE (1963-1982), la hija menor de SILVIA y GUSTAVO ALATRISTE (1922-2006), que murió trágicamente durante la grabación de la telenovela. EDUARDO, curiosamente, también moriría muy joven, a los 41 años, de un ataque cardiáco fulminante.

La primera vez que conocí personalmente a SILVIA PINAL, estrictamente como fan, fue en 1985, en la comedia musical “MAME”, una de mis favoritas, en los desaparecidos TELEVITEATROS, famoso conjunto de escenarios teatrales ubicados en la AVENIDA CUAUTHEMOC de la CIUDAD DE MÉXICO y que se derrumbaron en el TERREMOTO del 19 DE SEPTIEMBRE de ese año. Entonces primera dama de TLAXCALA y con 54 años de edad, LA PINAL se encontraba en el punto más alto de su belleza y de su carrera artística.

Al final de la función, emocionado por haber conocido a mi artista favorita y, dando rienda suelta a mi obsesiva compulsión de coleccionar AUTÓGRAFOS, me esperé a que la sala estuviera casi vacía para ‘colarme’ al camerino y solicitar que SILVIA me firmara mi programa de mano. Aquella primera vez frente a SILVIA, blanca como la porcelana y con un impecable peinado con chongo incluido, tuvo su rato gracioso cuando, con tacto de elefante, mientras estampaba su autógrafo, con mis 22 años a cuestas, emocionado le dije: “La admiro desde que soy niño”. Ella, amable, sonrió y me dijo: “¿A poco soy tan grande?”.

“MAME” tenía un elenco extraordinario: SILVIA PINAL, MARÍA RIVAS, GUSTAVO ROJO -otro gran actor al que entrevisté ampliamente en el 2003 para mi programa "DE CARA AL BAJÍO"-, EDUARDO PALOMO, LUIS COUTURIER, el niño CHRISTIAN CASTRO y la presentación en teatro de ALEJANDRA GUZMÁN.

Los años posteriores, igualmente como fan, volví a ver a SILVIA cuatro veces más: en “MAME”, nuevamente en 1985, en el AUDITORIO JOSEFA ORTIZ DE DOMÍNGUEZ de QUERÉTARO ($3,500 el costo del boleto), y, en 1988, en el TEATRO SILVIA PINAL, en la COLONIA ROMA ($18,000 el costo del boleto. Sí, $18,000); y en “HELLO DOLLY”, en 1996 en el mismo TEATRO SILVIA PINAL, y en 1997 aquí en QUERÉTARO, en una accidentada presentación en el TEATRO DEL SEGURO SOCIAL que, por lo pequeño de su escenario, terminó destrozando buena parte de la escenografía, cuando el enorme tren que aparece en un pasaje de la obra, no podía salir de cuadro. De esta última ocasión conservo una fotografía en el camerino, con SILVIA todavía caracterizada como ‘DOLLY LEVI’, con un hermoso vestido rojo. Y más autógrafos. En discos, programas y fotos…

La primera vez que entrevisté ampliamente a SILVIA PINAL fue aquí, en QUERÉTARO, el 21 de abril de 1999, cuando acudió a una presentación exclusiva de la obra “LA SOMBRA NIÑA”, en el desaparecido TEATRO RAFAEL CAMACHO GUZMAN, ubicado en el ANDADOR LIBERTAD, cerca de PLAZA DE ARMAS. Esa mañana, como director de la revista de este efímero teatro, tuve acceso directo a todos los artistas que se presentaron en una exitosa temporada de un centro de espectáculos en el que se invertía millones y no había recuperación, debido a la mala administración. Entre aquellos artistas que conocí y entrevisté, estaban: ANGÉLICA ARAGÓN, JAQUELINE ANDERE, MAGDA GUZMÁN, GUILLERMO MURRAY, NORMA LAZARENO, KITTY DE HOYOS, PATRICIA REYES SPÍNDOLA, ADRIANA ROEL, ROBERTO D’AMICO, SYLVIA PASQUEL, MARGARITA ISABEL, ERNESTO GODOY y, por supuesto SILVIA PINAL.

De aquel encuentro conservo una fabulosa fotografía, captada por mi amigo, MIGUEL ÁNGEL GALVÁN RESÉNDIZ, tanto con SILVIA PINAL en el escenario del TEATRO RAFAEL CAMACHO GUZMÁN, como con SILVIA, JAQUELINE ANDERE y GUILLERMO MURRAY.

SILVIA, muy amable y todavía conservando su belleza que, en mi opinión, le dio más personalidad en la madurez, me recibió en el camerino y contestó todas las preguntas que le planteé y aparecieron publicadas en la revista oficial del teatro, que yo dirigía. El segundo día, 22 de abril, como casi siempre hago cuando tengo oportunidad, nuevamente acudí al camerino de SILVIA, para solicitarle que me firmara una ampliación tamaño poster de nuestra fotografía juntos, en blanco y negro. Un recuerdo que conservo enmarcado en el pasillo de entrada a mi estudio, junto a mis fotos y autógrafos de MARÍA FÉLIX, ENNIO MORRICONE, DAVID BISBAL, RAÚL VELASCO, ANGÉLICA MARÍA y ALEJANDRO SÁNZ, entre otros.

La siguiente y última ocasión que entrevisté a SILVIA PINAL, fue en el 2008, cuando ella presentaba la obra “ADORABLES ENEMIGAS”, en el entonces TEATRO DIEGO RIVERA, hoy rebautizado como TEATRO SILVIA PINAL, propiedad de la actriz.

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...