DONALD TRUMP SERÁ PRESIDENTE

HILLARY CLINTON RECONOCE DERROTA

Por David Estrada

A las 2 de la madrugada con 4 minutos del miércoles 9 de noviembre, cuando solo le faltan 6 VOTOS ELECTORALES al republicano DONALD TRUMP para ganar la presidencia de los ESTADOS UNIDOS, en el escenario del centro de convenciones JAVITS CENTER de MANHATTAN, apareció el jefe de campaña demócrata, JOHN PODESTA. Tratando de contener la emoción, se acercó al micrófono y dijo a los presentes: "Estamos muy orgullosos de ustedes y estamos muy orgullosos de HILLARY CLINTON. Ella ha hecho un trabajo impresionante. Esto todavía no acaba". Y luego de informar que la candidata demócrata no haría "ninguna declaración" en la madrugada, sorpresivamente invitó a todos: "Vayan a casa, vayan a dormir. Muchas gracias por apoyarla. Así que, buenas noches. Saldremos cuando tengamos algo más que decir". Ni una palabra más. Y, enseguida, los miles de ocupantes, muchos con lágrimas en los ojos, abandonaron el inmueble en silencio. Todo estaba dicho. Al mismo tiempo, la televisión transmitió EN VIVO como las luces de las principales habitaciones de la CASA BLANCA se fueron apagando una a una hasta quedar completamente a oscuras. El sueño había terminado.

La noche del martes 8 de noviembre transcurrió con esperanzas intermitentes entre los partidarios republicanos y demócratas.

Para las 8 de la noche, hora en la que la LEY permitía a los medios electrónicos difundir las tendencias electorales, HILLARY CLINTON llevaba la delantera con 7 estados ganados frente a 6 de DONALD TRUMP, según difundió la cadena CNN. 68 VOTOS ELECTORALES para la candidata demócrata y 48 para el republicano. FLORIDA, en ese momento mostraba una cómoda ventaja del 49.3% para la ex secretaria de Estado contra 47.9% del multimillonario.

Una hora más tarde, luego de que se emparejaran las votaciones en FLORIDA, los resultados se invirtieron dramáticamente, cuando FOX NEWS difundió que TRUMP ya había ganado en 13 estados y CLINTON apenas en 8, con 139 y 97 VOTOS ELECTORALES, respectivamente. Las alarmas se encendieron en el COMITÉ DE CAMPAÑA DEMÓCRATA.

Para entonces, en las REDES SOCIALES ya circulaba un enigmático mensaje posteado por HILLARY CLINTON a sus 10 MILLONES de seguidores, con una fotografía en la que abrazaba a una niña, que para muchos parecía presagiar su DERROTA: "Este equipo tiene mucho porque estar orgulloso, pase lo que pase esta noche. Gracias por todo" (This team has so much to be proud of. Whatever happens tonight, thank you for everything).

A partir de ese momento, los VOTOS ELECTORALES se fueron acumulando a favor de DONALD TRUMP, alcanzando un peligroso punto de cercanía con su oponente a las 23:01 de la noche, cuando la ex primera dama tocó los 190 VOTOS ELECTORALES. Apenas 11 VOTOS atrás de TRUMP.

Pero la felicidad duró muy poco…

Desde las 23:30 horas, HILLARY se estancó en los 209 VOTOS, creciendo TRUMP minuto a minuto con 232, 244… hasta llegar a los 264 VOTOS ELECTORALES a las 1:30 de la madrugada. Solo 6 sufragios abajo de la victoria.

En el búnker demócrata, los rostros eran de incredulidad conforme transcurrían los minutos y los números no avanzaban de acuerdo a lo esperado. “Los LATINOS van a salvar al mundo”, declaraba eufórica una simpatizante demócrata, esperanzada en que HILLARY podía conquistar los 29 VOTOS ELECTORALES de FLORIDA, remontando hacia el triunfo. No ocurrió así.

El VOTO LATINO fracasó y, contrario a lo que tanto se aseguró, el sufragio de los marginados por DONALD TRUMP no fue lo suficientemente importante ni poderoso como para definir una de las elecciones presidenciales norteamericanas más polarizadas.

A las 2:30 de la madrugada, CNN anuncia que HILLARY CLINTON había llamado a DONALD TRUMP reconociendo su derrota, momento en que todos los republicanos reunidos en el HOTEL HILTON MIDTOWN estallan en un grito eufórico. De manera paralela, FOX NEWS presenta a TRUMP como PRESIDENTE ELECTO. Todo está consumado.

Es el final de fotografía de una victoria que todavía 24 horas atrás parecía imposible de alcanzar, de acuerdo a varias ENCUESTAS que hoy, de nueva cuenta, mostraron su ineficacia absoluta.

A las 2:47, DONALD TRUMP fue presentado en el auditorio del HOTEL HILTON por el vicepresidente electo, MIKE PENCE, haciendo una entrada espectacular en la que fue seguido por su esposa MELANIA, sus hijos y colaboradores más cercanos.

Las primeras palabras del virtual presidente electo fueron para dar a conocer la felicitación de su oponente: "Acabo de recibir una llamada de HILLARY CLINTON; ella nos felicita a todos por nuestra victoria y yo la felicité a ella y a su familia por una muy dura campaña, ella peleó muy fuerte", dijo.

"Yo les aseguro que seré presidente de todos los estadunidenses", aseguró, e invitó: "los que escogieron no apoyarme en el pasado, los llamo para que podamos unificar a nuestro gran país".

Y continuó: "Como dije desde el inicio, la nuestra no es una campaña, sino un increíble y gran movimiento hecho por mujeres y hombres trabajadores que quieren un mejor futuro para ellos y sus familiares. Es hora de que nos unamos como un solo pueblo unido".

Al terminar su discurso, los números ya eran contundentes. DONALD TRUMP había llegado a los 289 VOTOS ELECTORALES, faltando todavía por definirse los dos últimos estados, NEW HAMPSHIRE y MICHIGAN, con tendencias a su favor.

Era el final de la noche de un día difícil…

TAMBIÉN LEER:

"ES MUY DOLOROSO", RECONOCE HILLARY: http://davidestrada.org/index.php/noticias/15-noticias/489-es-muy-doloroso-reconoce-hillary

TRUMP VOTA Y SUPERVISA A MELANIA: http://davidestrada.org/index.php/noticias/15-noticias/487-trump-vota-y-supervisa-a-melania

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...