LOS JAPONESES Y LOS OJOS REDONDOS

UNA TENDENCIA QUE POPULARIZÓ EL 'ÁNIME'

Por David Estrada

Los OJOS RASGADOS han sido una de las características físicas más conocidas de las personas que viven en el CONTINENTE ASIÁTICO. Sin embargo muchas mujeres orientales, sobre todo las japonesas, quieren tener los ojos con un aspecto diferente a la mayoría de la población, debido a que la moda por tener los OJOS REDONDOS u OCCIDENTALIZADOS.

Una de las características particulares de las personas orientales o asiáticas (chinos, japoneses, coreanos o vietnamitas), son sus OJOS RASGADOS, una formación genética también conocida como BRIDA MONGÓLICA, que consiste en un pliegue cutáneo que se extiende hacia dentro del lagrimal, prolongándose hacia abajo hasta unirse a la piel de la cara.

Por ello, llama la atención que las principales CARICATURAS JAPONESAS (MANGA o ÁNIME, le llaman) tengan como protagonistas a personajes con OJOS GRANDES y REDONDOS. Ejemplos: ASTROBOY, SAILOR MOON, ZAFIRO de “LA PRINCESA CABALLERO”, NARUTO, POKÉMON, SHIN-CHAN, GOKU de “DRAGON BALL”, y CURE MIRACLE y CURE MAGICAL de “MAHO GIRLS PRECURE”, entre otros.

Esta fisonomía se debe al animador OSAMU TEZUKA (1928-1989), considerado como ‘EL PADRE DEL MANGA’ y uno de los pioneros de la animación japonesa, que en su primer trabajo profesional, “SHIN TAKARAJIMA” (La nueva Isla del Tesoro, 1947), realizado con apenas 19 años, ya adoptaba esos característicos OJOS OCCIDENTALIZADOS en sus personajes. La razón, explicó TEZUKA posteriormente, era “para darles más expresividad” ya que, en su opinión, los OJOS RASGADOS impedían lograr este objetivo.

Los OJOS OCCIDENTALIZADOS no solo los aplicó OSAMU TEZUKA a los seres humanos, sino que también fueron adoptados por dos de sus más emblemáticos personajes, “KIMBA, EL LEÓN BLANCO” (Jungle Taitei, 1950) y “ASTROBOY” (Tetsuwan Atomu, 1952), un animal y un niño-robot, respectivamente. TEZUKA reconocía que una de sus más grandes influencias para crear a personajes con los OJOS GRANDES, había sido el animador norteamericano WALT DISNEY (1901-1966), a través de personajes como MICKEY MOUSE (1928), DONALD (1934), BLANCANIEVES (1937), PINOCHO (1940) y BAMBI (1942).

La aceptación por parte del público oriental, convirtió a OSAMU TEZUKA en un referente para las siguientes generaciones de ilustradores japoneses, que continuaron adoptando en sus HISTORIETAS a los personajes con OJOS GRANDES Y REDONDOS, agregándoles colores AZUL o VERDE, y pintándoles el CABELLO de RUBIO. La occidentalización total.

Pero en años recientes, esta influencia ha ido más allá. Las jóvenes japonesas y chinas, influenciadas por los MANGAS OCCIDENTALIZADOS, cada vez recurren más a la CIRUGÍA PLÁSTICA para dar a sus ojos un aspecto “como el de SAILOR MOON”. Las cirugías que ayudan a lograr este propósito se llaman BLEFAROPLASTIA y EPICANTOPLASTIA.

En la primera, se crea un surco o un pliegue en la piel del párpado para hacer que el ojo se vea más grande, y en la segunda -un poco más agresiva-, literalmente se agranda el ojo quitando el aspecto típico oriental. Pero para aquellas que no tienen el valor de pasar por el quirófano, existen productos más sencillos como el “EYE TALK”, que es una especie de maquillaje-pegamento que se unta a lo largo del párpado superior, para luego empujarlo con un palito, creando el pliegue que hace que el ojo parezca grande. Lamentablemente -para ellas- el efecto dura poco tiempo.

Otro truco que tienen las japonesas para hacer que sus ojos parezcan mucho más GRANDES Y REDONDOS, y que es todavía mucho más popular, son los LENTES DE CONTACTO CIRCULARES (Circle contact lenses), que por solo 260 PESOS MEXICANOS, añaden un borde alrededor de la lentilla, con el fin de hacer que el IRIS parezca más grande, acentuando el efecto con un buen maquillaje.

Según datos de la ASOCIACIÓN DE CIRUJANOS PLÁSTICOS DEL JAPÓN, publicados en el 2018, una de cada cinco mujeres asiáticas de entre 19 y 49 años, recurren a la cirugía para cambiar sus rasgos orientales e incorporar ‘detalles’ occidentales en sus rostros. Estos detalles van desde la redondez del ojo hasta limar lo huesos de la mandíbula y aumentar un poquito la nariz mediante una prótesis.

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...