LA UNESCO CENSURA ESCULTURAS DESNUDAS

COMO EN LA EDAD MEDIA

Por David Estrada
El artista visual, STÉPHANE SIMON, recibió una solicitud por parte de la UNESCO para cubrir sus esculturas desnudas con ropa interior, pues estas habían sido consideradas como ‘impropias’ para el público por la organización.
 
 
La exposición "MEMORY OF ME (Recuerdos de mí/El arte de la selfie)", que se presenta en la sede del organismo cultural de la ONU en PARÍS, tiene el objetivo de hacer reflexionar a sus espectadores sobre las SELFIES y el comportamiento que esta práctica tiene en la vida cotidiana.
 
La obra de SIMON reúne a varios modelos masculinos en las características poses de un autorretrato, pero sin ropa alguna. Completamente desnudos. Como el DAVID de MIGUEL ÁNGEL.
 
Previo a la apertura de la muestra, la ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA EDUCACIÓN, LA CIENCIA Y LA CULTURA (UNESCO) solicitó a STÉPHANE que hiciera ‘algo’ para evitar herir la ‘sensibilidad del gran público’. Y las obras fueron cubiertas con ropa interior.
 
 
Ante la enorme respuesta de la comunidad cibernética a favor del artista, la UNESCO ha tenido que dar marcha atrás y disculparse, asegurando que se había tratado de "un mal entendido" y "un error lamentable".
 
Las esculturas forman parte de un experimento artístico que las ha impreso en 3D.
 
En el pasado, la desnudez de obras de arte ha sido motivo de escándalo y censura, como cuando los murales de LA CAPILLA SIXTINA, de MIGUEL ÁNGEL, en particular "EL JUICIO FINAL", fueron cubiertos de su desnudez por orden expresa del papa PÍO IV en 1564. O, cuando la primera dama mexicana SOLEDAD OROZCO DE ÁVILA CAMACHO, en la década de los cuarenta, mandó poner un taparrabo sobre el exuberante cuerpo desnudo de LA DIANA CAZADORA, entonces ubicada en PASEO DE LA REFORMA y RÍO MISSISIPI.
 

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...