HA MUERTO FRANCO ZEFFIRELLI

‘EL MIGUEL ÁNGEL DE LAS ARTES ESCÉNICAS’

Por David Estrada

El director de cine y aclamado escenógrafo italiano FRANCO ZEFFIRELLI falleció el sábado 15 de junio en ROMA, ITALIA, a los 96 años. Murió tras una larga enfermedad en su casa en la vía APPIA ANTICA, en ROMA, asistido por sus dos hijos adoptivos, PIPPO y LUCIANO, un médico y un sacerdote que hace una semana le dio la extremaunción, según reveló la familia. Considerado como “EL MIGUEL ÁNGEL DE LAS ARTES ESCÉNICAS”, deja películas como “ROMEO Y JULIETA”, “HERMANO SOL, HERMANA LUNA”, “JESÚS DE NAZARETH”, “EL CAMPEÓN” y “TÉ CON MUSSOLINI”, así como puestas en escena en los mayores teatros de ópera del mundo en las que destacó siempre su búsqueda de la belleza. La noticia del deceso fue anunciada por DARIO NARDELLA, alcalde de FLORENCIA, ciudad natal de ZEFFIRELLI, que lo calificó como “uno de los grandes hombres de la cultura mundial”. El presidente del gobierno italiano, GIUSEPPE CONTE, escribió en su cuenta de TWITTER: “Profunda conmoción por la desaparición del maestro FRANCO ZEFFIRELLI. Embajador italiano del cine, del arte y de la belleza. Un gran director, escenógrafo y guionista. Un gran hombre de cultura”. ZEFFIRELLI, que era HOMOSEXUAL, triunfó tanto en el cine como en sus montajes para el teatro y la ópera e incluso fue creador de vestuarios. Después de un homenaje nacional que se le realizará en VENECIA, el director será enterrado en el cementerio de “PORTE SANTE” de FLORENCIA, ciudad sede de la FUNDACIÓN ZEFFIRELLI.

Nació como GIANFRANCO CORSI el 12 de febrero de 1923 en FLORENCIA. Era el hijo ilegítimo de un comerciante de lanas, OTTORINO CORSIUNA, y una diseñadora de moda y apasionada de MOZART, ADELAIDE GAROSI CIPRIANI, que quiso darle al niño el nombre del aria de “IDOMENEO”, ‘ZEFFIRETTI LUSINGHIERI’, pero el funcionario del REGISTRO CIVIL se equivocó y escribió ZEFFIRELLI.

Según una investigación que duró más de 40 años y fue publicada en 2016, sobre el árbol genealógico de LEONARDO DA VINCI (1452-1519), después de 15 generaciones FRANCO ZEFFIRELLI era uno de los 35 descendientes vivos en línea directa del genio del RENACIMIENTO.

Nunca conoció a su padre y su madre murió de TUBERCULOSIS cuando tenía seis años. Quedó al cuidado de una tía y se crió entre mujeres. La niñera MARY, que era inglesa, le enseñó inglés y le inculcó la pasión por SHAKESPEARE.

En la ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE FLORENCIA se tituló de ARQUITECTO y a los 23 años se trasladó a ROMA, donde debutó como actor de cine y de teatro.

Sus primeros pasos como cineasta los dio de la mano del afamado director LUCHINO VISCONTI (1906-1976), a quien conoció durante unas pruebas para ser actor, pero rechazado por su fuerte acento toscano, fue tomado en cuenta por los maravillosos dibujos que llevaba en una carpeta.

Amante de VISCONTI, se convirtió en ayudante de dirección en tres de sus películas: “LA TERRA TREMA” (1947), “BELLISSIMA” (1951) y “SENSO” (1952), y de aquí nació su pasión por el séptimo arte.

Reconocido como HOMOSEXUAL, odiaba el término GAY ya que “es una manera estúpida de llamar a los HOMOSEXUALES, como si fueran payasitos inocuos y divertidos”, escribió en su autobiografía, “ZEFFIRELLI”, publicada cuanto tenía 83 años. En el mismo libro, el director reveló por primera vez su amor “visceral y profundo” por VISCONTI. “Para mí, LUCHINO era el modelo de todo lo que cuenta de verdad. Y lo nuestro fue un amor atormentado, roto, pero no apagado”, definió.

ZEFFIRELLI también fue asistente de otros gigantes del cine italiano como MICHELANGELO ANTONIONI (1912-2007), VITTORIO DE SICA (1901-1974) y ROBERTO ROSSELLINI (1906-1977). Finalmente, debutó como director en 1957 con la comedia “CAMPING”, protagonizada por NINO MANFREDI.

La relación borrascosa y profunda con VISCONTI terminó abruptamente en 1964, cuando el cineasta conoció y se enamoró de HELMUT BERGER (1944), un atractivo actor austriaco que se convirtió en su amante y heredó todas sus posesiones a su muerte en 1976.

Los años siguientes, su amor por la ÓPERA lo impulsó a llevar a cine a clásicos de la lírica como “LA BOHEME” y “TOSCA”, de GIACOMO PUCCINI, en 1965 y 1985, respectivamente; “LA TRAVIATA” y “OTELO”, de GIUSEPPE VERDI, la primera en 1982 y nominada al premio ÓSCAR, y la segunda, en 1985, protagonizada por PLÁCIDO DOMINGO; y “PAGLIACCI”, de RUGGERO LEONCAVALLO, en 1994, entre otros.

“ROMEO Y JULIETA” Y LA INTERNACIONALIZACIÓN

Admirador de la obra de WILLIAM SHAKESPEARE (1564-1616), adaptó cinematográficamente sus trabajos más representativos como “LA FIERECILLA DOMADA” que, bajo el nombre de “LA MUJER INDOMABLE” (The Taming of the Shrew), en 1967 filmó con RICHARD BURTON y ELIZABETH TAYLOR; “ROMEO Y JULIETA” (1968), con LEONARD WHITING y OLIVIA HUSSEY, que fue nominada a cuatro premios ÓSCAR; y “HAMLET” (1990), con MEL GIBSON, GLENN CLOSE y HELENA BONHAM CARTER.

ZEFFIRELLI adquirió fama internacional a raíz del estreno de “ROMEO Y JULIETA”, que marcó toda una época. Nominada a MEJOR PELÍCULA y MEJOR DIRECCIÓN, la cinta únicamente ganó en las categorías de MEJOR FOTOGRAFÍA y MEJOR VESTUARIO, pero se convirtió en un éxito de taquilla. Su hermosa banda sonora, realizada por el músico italiano NINO ROTA (1911-1979), alcanzó los primeros lugares de popularidad, tanto en su versión instrumental con HENRY MANCINI (que incluso desplazó a “GET BACK” de THE BEATLES), como en su versión vocal -no incluida en la película-, en las interpretaciones de cantantes como ANDY WILLIAMS, JOHNNY MATHIS y DONNY OSMOND.

En la búsqueda de los protagonistas de “ROMEO Y JULIETA”, ZEFFIRELLI consideró a beatle PAUL McCARTNEY, según reveló el propio cantautor en su autobiografía. Finalmente, el realizador eligió de entre casi un millar de candidatos a dos hermosos adolescentes que se habían iniciado en la actuación a muy temprana edad y se convirtieron en el amor platónico para su generación: LEONARD WHITING, de 17 años, y OLIVIA HUSSEY, de 16.

La escena del ‘día después’ que ‘ROMEO’ y ‘JULIETA’ consuman su amor, fue todo un escándalo para la época, al aparecer WHITING totalmente desnudo, de espaldas, abrazando a una recatada ‘JULIETA’, estratégicamente cubierta por una sábana.

FRANCO ZEFFIRELLI también dirigió dos películas de corte religioso, que son consideradas como OBRAS MAESTRAS por la fidelidad de su representación: “HERMANO SOL, HERMANA LUNA” (Fratello Sole, Sorella Luna, 1972), con GRAHAM FAULKNER y ALEC GUINNESS, basada en la vida de SAN FRANCISCO DE ASÍS y que fue nominada al ÓSCAR a LA MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA; y “JESÚS DE NAZARETH” (1977), rodada en MARRUECOS y TÚNEZ con ROBERT POWELL y OLIVIA HUSSEY como la virgen MARÍA, que inicialmente fue realizada como una miniserie para la televisión angloitaliana, pero posteriormente y por su excelente calidad, fue adaptada con gran éxito para el cine..

"Si los rusos cuentan “LA GUERRA Y LA PAZ” y los norteamericanos “LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ”, ¿por qué nosotros no podemos hacer lo mismo con la historia del EVANGELIO?", decía el maestro.

En la actualidad, a más de cuatro décadas de su estreno, “JESÚS DE NAZARETH” se exhibe cada SEMANA SANTA por televisión en diversos países del mundo.

UN DIRECTOR FINO Y DETALLISTA

Calificado por la crítica como “un director fino y detallista”, FRANCO ZEFFIRELLI realizó cintas consideradas clásicas como la nueva versión del drama pugilístico “EL CAMPEÓN” (The Champ, 1979), con JON VOIGHT, FAYE DUNAWAY y el niño RICKY SCHRODER y definida por la crítica como “la película más triste de todas las películas de la historia”; “AMOR ETERNO” (Endless Love, 1981), una comedia romántica con BROOKE SHIELDS y MARTIN HEWITT, con un tema musical cantado por DIANA ROSS y LIONEL RITCHIE, que se convirtió en un éxito mundial; “TÉ CON MUSSOLINI” (Tea with Mussolini, 1999), una cinta semiautobiográfica que cuenta la historiade un niño italiano ilegítimo que es criado en FLORENCIA por un grupo de damas británicas y estadounidenses interpretado por CHER, MAGGIE SMITH y LILY TOMLIN; y “CALLAS POR SIEMPRE” (Callas for Ever, 2002), con FANNY ARDANT y JEREMY IRONS, que es un homenaje a su amistad con MARÍA CALLAS (1923-1977).

ZEFFIRELLI fue amigo íntimo de LA CALLAS, la única mujer de la que enamoró, según confesó en su autobiografía. “Éramos demasiado amigos para hacer ciertas cosas, pero estoy seguro de que si hubiéramos tenido una relación habría sido la única para mí y yo el único para ella”, escribió. Su amistad inició a mediados de la década de los cincuenta, cuando la dirigió en varias óperas como “TOSCA” y “LA BOHEME”, y en 1964 le realizó un documental para la televisión, titulado “MARÍA CALLAS AT COVENT GARDEN”. Y recordaba: “La conocí cuando estaba gorda y desgarbada. Un año después había perdido 30 kilos y se había convertido en una mujer de insuperable fascinación. La más grande cantante de ópera de todos los tiempos”.

Polémico y controvertido, se definía como HOMOSEXUAL, CONSERVADOR, CATÓLICO y ANTICOMUNISTA. Alguna vez pidió la PENA DE MUERTE para quienes practicaran el ABORTO. Era, también, un ferviente ecologista y defensor de los animales.

“Soy HOMOSEXUAL, pero no GAY. Me opongo al matrimonio GAY y a las adopciones de parejas del mismo sexo. Estoy totalmente en contra del exhibicionismo, me parece una cosa horrenda, y las MARCHAS DE ORGULLO GAY me entristecen, me duelen”, decía. Y remataba: “Hay que ser tolerante y amar al prójimo como a uno mismo. JESÚS es lo máximo del amor. Y el amor es como una energía eléctrica que pasa de un polo a otro, imprescindible para vivir".

ZEFFIRELLI fue amigo de SILVIO BERLUSCONI (“el único político al que respeto”), que en 1994 lo hizo senador por su partido FORZA ITALIA, aunque admitía: “La política es enemiga del arte”. En el 2004 fue el primer italiano en ser nombrado CABALLERO DEL IMPERIO BRITÁNICO por la REINA ISABEL II.

En el 2010, cuestionado por la prensa italiana sobre la manera como quería ser recordado tras su muerte, declaró: “Los especialistas destacarán mis conquistas culturales y mi sentido estético. El gran público me recordará por “ROMEO Y JULIETA”, “HERMANO SOL, HERMANA LUNA” o “JESÚS DE NAZARETH”. Pero lo que yo aspiro, es ser recordado como un buen SER HUMANO”.

Revista

Próximamente

Espérala

David Estrada

Es licenciado en Mercadotecnia, periodista, historiador, productor, locutor y conductor de radio y televisión en Querétaro con 31 años de experiencia. Ha publicado ocho libros de corte histórico, entre los que destacan: “Querétaro en la memoria de sus gobernantes 1939/1985” y “Querétaro Inédito (volumen I, II y III)”.
Leer más...