QUERÉTARO VIVE UNA JORNADA INÉDITA COMO HACE 66 AÑOS

Por David Estrada

En el estado de QUERÉTARO, de acuerdo al ARTÍCULO 21 de la CONSTITUCIÓN LOCAL, se estipula que cuando la ausencia del GOBERNADOR exceda los treinta días, éste solicitará autorización a la LEGISLATURA y “la suplencia la realizará el SECRETARIO DE GOBIERNO” (INCISO II). Y detalla que si la FALTA fuera ABSOLUTA y ocurriera en los últimos TRES AÑOS del período respectivo, “la LEGISLATURA elegirá GOBERNADOR SUSTITUTO, quien habrá de concluir el período” (INCISO V).

La mañana del pasado jueves 27 de agosto, en un hecho inédito en el último medio siglo en QUERÉTARO, argumentando “circunstancias de carácter personal”, el gobernador JOSÉ CALZADA ROVIROSA solicitó LICENCIA DEFINITIVA a los integrantes de la LVII LEGISLATURA, para separarse de su cargo como titular del PODER EJECUTIVO DEL ESTADO DE QUERÉTARO, la cual fue aprobada por unanimidad de votos, procediéndose inmediatamente a elegir al GOBERNADOR SUSTITUTO para el periodo comprendido entre la mañana del 27 de agosto y la medianoche del próximo 30 de septiembre. Los últimos 35 días de la administración de JOSÉ CALZADA.

Siguiendo el estricto protocolo marcado por la CONSTITUCIÓN local, el presidente de la Junta de Concertación Política, diputado GUILLERMO VEGA GUERRERO, dio lectura a la propuesta de que el cargo de GOBERNADOR SUSTITUTO fuera ocupado por el SECRETARIO DE GOBIERNO, JORGE LÓPEZ PORTILLO TOSTADO, obteniendo dicha propuesta los 25 votos del pleno.

Pasadas las once de la mañana y por primera vez convertido en recinto oficial para la transmisión de poderes, en la nueva sede del PODER LEGISLATIVO se procedió a tomar la PROTESTA de LEY a JORGE LÓPEZ PORTILLO, licenciado en Economía con maestría en Administración Pública por la UNAM, quien se comprometió a “garantizar la paz social, la gobernabilidad y la seguridad en QUERÉTARO” y conducir la TRANSICIÓN “con civilidad y transparencia”. LÓPEZ PORTILLO TOSTADO entregará el poder la mañana del próximo 1 de octubre, al MVZ FRANCISCO DOMÍNGUEZ SERVIÉN.

Tres horas y media más tarde, a las 14:35 horas del mismo jueves 27 de agosto, en la residencia oficial de LOS PINOS, el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO anunciaba cambios y enroques en diez puestos claves de su gobierno, designando entre ellos al ya para entonces ex gobernador de QUERÉTARO, JOSÉ CALZADA ROVIROSA, como secretario de AGRICULTURA, GANADERÍA, DESARROLLO RURAL, PESCA Y ALIMENTACIÓN (SAGARPA).

Así concluía una jornada inédita, que no se vivía en QUERÉTARO desde el año de 1949…

UN ENCARGADO DE DESPACHO Y UN GOBERNADOR INTERINO

El año de 1931 marca un parteaguas en la historia política de QUERÉTARO, ya que a partir de entonces, todos los gobernadores electos constitucionalmente concluyeron su periodo. Hasta 1939 de cuatro años y, a partir de 1943 de seis, aun cuando, curiosamente, el primer gobernante electo para un sexenio, no terminó su gestión.

El líder campesino SATURNINO OSORNIO RAMÍREZ, recibió el poder estatal, la mañana del 1 de octubre de 1931, de manos del entonces secretario de Gobierno, ANTONIO PÉREZ ALCOCER, que fungía como encargado del despacho. El gobernador RAMÓN ANAYA, molesto por el triunfo de OSORNIO y luego de que perdiera las elecciones JOSÉ GUERRA ALVARADO, su protegido político, se negó rotundamente a estar presente en la ceremonia de traspaso del poder, ya que consideraba que su sucesor era ‘un salvaje’. Y no estaba del todo equivocado. De esta forma, el 26 de septiembre, dos semanas después de los comicios, ANAYA abandonó el Palacio de Gobierno, entregó toda la documentación a su secretario de Gobierno y se autoexilió en la CIUDAD DE MÉXICO. Con la llegada de SATURNINO OSORNIO al gobierno estatal, inició “la osorniada”, una de las etapas más oscuras para la sociedad queretana.

Los dos siguientes cuatrienios, el del coronel RAMÓN RODRÍGUEZ FAMILIAR (1935-39) y el del líder campesino NORADINO RUBIO ORTIZ (1939-43), se desarrollaron sin mayores incidentes y la transición política se realizó con relativa tranquilidad.

Y en 1943, por primera vez los queretanos eligieron a un gobernante local por un periodo de seis años. Un sexenio. De 1943 a 1949. El candidato triunfador, del gobernante PARTIDO NACIONAL REVOLUCIONARIO, por supuesto, fue el abogado AGAPITO POZO BALBÁS. Que, sin embargo, no terminaría su gestión…

El caso de AGAPITO POZO, por sui géneris, merece una mención especial.

Llegó al gobierno en un segundo intento, en 1943, sin contrincantes, con toda la simpatía de sus gobernados y apoyado incondicionalmente por el presidente MANUEL ÁVILA CAMACHO, que le hizo prometerle que, terminado su sexenio, impulsaría la candidatura de su médico personal, el doctor OCTAVIO MONDRAGÓN GUERRA, que aseguraba resentido: “Y no lo cumplió”.

En una reveladora conversación que me concedió en 1994 -parte de la cual se incluye en el libro “Querétaro en la memoria de sus gobernantes (1939-1985)”-, MONDRAGÓN GUERRA reveló los entretelones de la política que imperaba entonces en el país y los compromisos que se heredaban de una administración a otra: “Yo mismo le informé al licenciado AGAPITO POZO que era deseo del presidente ÁVILA CAMACHO que regresara a Querétaro para asumir la candidatura para el gobierno estatal, imponiéndole una sola condición que aseguró cumpliría: que me apoyaría a mí para sucederle. Ése era el motivo por el cual el presidente ÁVILA CAMACHO me pidió que hablara con él para informarle de su candidatura. Comprometerlo. Y aceptó”.

LA COMIDA QUE DECIDIÓ LA CANDIDATURA DE MONDRAGÓN

Para 1948, con MANUEL ÁVILA CAMACHO fuera del poder y teniendo como presidente a MIGUEL ALEMÁN, POZO BALBÁS pensó que aquél viejo compromiso había quedado olvidado. Y se dedicó a impulsar la candidatura del entonces senador EDUARDO ‘EL ZORRO’ LUQUE LOYOLA, compañero de estudios y amigo personal del presidente. ÁVILA CAMACHO se enfureció. Y contra todo pronóstico y cuando ya parecía que el ‘bueno’ para QUERÉTARO era LUQUE LOLOLA, apuntaló la candidatura de OCTAVIO MONDRAGÓN en una sorpresiva comida con motivo de su cumpleaños, realizada el 24 de abril en su residencia.

Guardando luto por el reciente fallecimiento de su madre, Mondragón en primera instancia se disculpó para no asistir. “Quiero que usted esté presente, pues va a estar aquí el presidente Alemán y le conviene”, insistió el ex presidente.

Durante la comida, discreto, LUIS VIÑAL LEÓN, tesorero de la CÁMARA DE DIPUTADOS, se acercó a Mondragón para comunicarle que el presidente lo esperaba para conversar en privado en una terraza adjunta.

Mondragón salió al jardín y ahí se topó con un amigable MIGUEL ALEMÁN, que previamente había mantenido una larga conversación con su antecesor.

“Doctor Mondragón -le dijo el político veracruzano con su característica sonrisa-es necesario que usted viaje de inmediato a la ciudad de QUERÉTARO. Un grupo representativo de sus paisanos ha venido a verme para solicitarme su postulación para el gobierno local y es mi deseo que usted sea el candidato de nuestro partido para las próximas elecciones en la entidad”.

Y OCTAVIO MONDRAGÓN hizo sus maletas y partió a su tierra natal para ser ungido candidato de unidad al gobierno. Ante la sorpresa de AGAPITO POZO y el berrinche de ‘EL ZORRO’ LUQUE.

Contrariado por la inevitable imposición de su antecesor, el presidente MIGUEL ALEMÁN ideó una estrategia, a través de la cual haría sentir todo su poder en QUERÉTARO, sin medir que, como un daño colateral, perjudicaría permanentemente a su amigo.

Mandó llamar a AGAPITO POZO y le propuso integrarse al PODER JUDICIAL como magistrado, cediéndole, de manera interina, el gobierno a LUQUE LOYOLA. Seis meses que, argumentaba, no lo inhabilitarían constitucionalmente para aspirar en un futuro a un periodo completo.

Dejando importantes obras inconclusas, el 9 de abril de 1949 AGAPITO POZO presentó ante el CONGRESO su RENUNCIA DEFINITIVA al cargo de gobernador, y de inmediato, los integrantes de la XXXV LEGISLATURA procedieron a designar como GOBERNADOR INTERINO por los siguientes 174 días al senador EDUARDO LUQUE LOYOLA.

No muy convencido con la jugada, ‘EL ZORRO’ asumió el gobierno y durante su breve paso por Palacio, casi SEIS MESES, fundó el H. CUERPO DE BOMBEROS, inauguró el tramo adoquinado de la nueva calle 16 DE SEPTIEMBRE (entre Juárez y Guerrero), rindió el ÚLTIMO INFORME, presidió la ceremonia de ‘EL GRITO’ e inauguró en SANTA ROSA JÁUREGUI una escuela primaria con el nombre de su protector, ‘MIGUEL ALEMÁN VALDÉS’.

AGAPITO POZO, en tanto, se integró a la SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN como magistrado, iniciando una brillante carrera en el PODER JUDICIAL, que lo llevaría a ser uno de sus más prestigiados presidentes.

OCTAVIO MONDRAGÓN, en tanto, recibió el gobierno de manos de LUQUE LOYOLA el primero de octubre de 1949, y de su gestión se recuerda, entre otras obras, la fundación de la UNIVERSIDAD DE QUERÉTARO, en febrero de 1951. Como un gesto de inconformidad, durante los últimos tres años de su sexenio que coincidían con los primeros tres de MONDRAGÓN, el presidente MIGUEL ALEMÁN jamás se paró por QUERÉTARO.

Lamentablemente y pese a su extraordinaria carrera política, EDUARDO LUQUE LOYOLA nunca más volvería a gobernar QUERÉTARO. El estigma de haber sido GOBERNADOR, aunque INTERINO, lo marcó hasta 1979 en que participó por última vez en un proceso interno del PRI para conseguir la candidatura al gobierno estatal. El argumento para descalificarlo, siempre fue el mismo: “Pero si tú ya fuiste gobernador…”.