EL PASO DE DIAZ ORDAZ EN QUERÉTARO

Por David Estrada

En días pasados, a propósito del 50 ANIVERSARIO del MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DE 1968, el GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO ordenó, “como un mensaje de paz”, que se retiraran del SISTEMA DE TRANSPORTE COLECTIVO METRO, las cinco placas de bronce alusivas a las autoridades locales y federales que gobernaban en 1968, en una clara referencia al ex presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ (único nombre que aparece en ellas), señalado como uno de los principales responsables de este sangriento hecho histórico que marcó profundamente a la sociedad mexicana. En breves declaraciones a la prensa, el jefe del Gobierno de la CIUDAD DE MÉXICO, JOSÉ RAMÓN AMIEVA GÁLVEZ, consideró que a 50 años de distancia, “hay ciclos que se deben cerrar y estar acordes con el pensar y el sentir de la ciudadanía”, de tal manera que, mencionó, las placas serían sustituidas en breve por otras informativas sobre la construcción del METRO, pero sin mencionar a autoridad alguna.

Y así, el primero de octubre, la víspera de la triste conmemoración, se retiraron las placas de 1.20 X 2.0 METROS y 220 KILOGRAMOS DE PESO, que se encontraban en las estaciones INSURGENTES (Línea 1), ZÓCALO y PINO SUÁREZ (Línea 2), BALDERAS e HIDALGO (Línea 3), dejando un enorme hueco en los puntos donde se ubicaban. En una de las placas, que a partir de ahora formarán parte del acervo de la ciudad para ser expuestas en actos relacionados con la memoria histórica y el contexto social del 2 de octubre de 1968, se podía leer el siguiente texto: “SISTEMA DE TRANSPORTE COLECTIVO DE LA CIUDAD DE MÉXICO, LINEA No. 3, construida por acuerdo del C. GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, quién la inauguró el 20 de noviembre de 1970”. Asimismo, se retiraron dos placas más que se encontraban en la SALA DE ARMAS de la MAGDALENA MIXUCA.

De manera paralela, en varios estados del país como CHIHUAHUA, BAJA CALIFORNIA, COAHUILA, NUEVO LEÓN, JALISCO, PUEBLA y GUANAJUATO, agrupaciones de ciudadanos y políticos locales hicieron eco a esta acción, solicitando que el nombre de GUSTAVO DÍAZ ORDAZ sea retirado de EDIFICIOS, ESCUELAS, AEROPUERTOS, COLONIAS, CALLES y AVENIDAS, “por haber asesinado a cientos de estudiantes en 1968”. De aprobarse esta medida, el cambio se aplicaría al AEROPUERTO INTERNACIONAL GUSTAVO DÍAZ ORDAZ DE PUERTO VALLARTA, el BOULEVARD GUSTAVO DÍAZ ORDAZ de TIJUANA y CHIHUAHUA, la AVENIDA GUSTAVO DÍAZ ORDAZ de IRAPUATO, entre otros.

Grupos de académicos, ciudadanos y activistas del MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DE 1968, también se solicitaron que estatuas con la imagen del ex presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, sean retiradas de plazas públicas de los municipios de CHALCHICOMULA DE SESMA y LINARES, en PUEBLA y NUEVO LEÓN, respectivamente.

En QUERÉTARO, durante la SESIÓN ORDINARIA del pasado 2 de octubre, el diputado del IV DISTRITO LOCAL, AGUSTÍN DORANTES LÁMBARRI, propuso un punto de acuerdo ante la LEGISLATURA, en el que exhorta a los 18 municipios del estado para modificar de calles y edificios públicos el nombre del expresidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, una propuesta que se hizo extensiva al expresidente LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ, que se desempeñaba como secretario de Gobernación en 1968 y al que también se considera como responsable de la masacre estudiantil de TLATELOLCO.

En QUERÉTARO, de aprobarse este exhorto, cambiaría su nombre la CALLE GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, en la COLONIA PRESIDENTES, que es una extensión de la AVENIDA LUIS PASTEUR, y provocaría el retiro de varias placas de bronce en varias instituciones educativas como la SECUNDARIA NO. 1 y el TECNOLÓGICO REGIONAL, y quizá se provocaría la afectación de la base del monumento del presidente BENITO JUÁREZ en el CERRO DE LAS CAMPANAS.

DÍAZ ORDAZ Y SUS PLACAS EN QUERÉTARO

En 1967, con motivo del CINCUENTENARIO de la promulgación de la CONSTITUCIÓN DE 1917 y del CENTENARIO DEL TRIUNFO DE LA REPÚBLICA, el presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ inauguró varios monumentos y escuelas en los que, como era tradición en aquellos tiempos, quedó grabado su nombre, como titular del PODER EFECUTIVO de la federación.

Así, por ejemplo, el nombre de GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, se encuentra inscrito en una placa de bronce ubicada en la salida a la calle de ESCOBEDO del INSTITUTO TECNOLÓGICO DE QUERÉTARO, inaugurado entonces como INSTITUTO TECNOLÓGICO REGIONAL DE QUERÉTARO. En la pequeña placa, se puede leer el siguiente texto: “INSTITUTO TECNOLÓGICO REGIONAL JOSÉ MARÍA ARTEAGA en el centenario del Triunfo de la República, 15 de mayo de 1967. GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, presidente de la República. MANUEL GONZÁLEZ COSIO, gobernador del Estado”.

Una placa similar, con el nombre del presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, se encuentra inscrita en la SECUNDARIA NÚMERO 1 “CONSTITUCIÓN DE 1917”, en la ESCUELA TÉCNICA INDUSTRIAL (ETI) y en la entrada al gimnasio de la antigua PREPA CENTRO de la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE QUERÉTARO. Instituciones educativas y obras que fueron inauguradas el 5 de febrero de 1967.

Ese mismo 1967, DIAZ ORDAZ inauguró la PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN, en el CENTRO HISTÓRICO, y el monolito dedicado al TRIUNFO DE LA REPÚBLICA, frente al TECNOLÓGICO REGIONAL, pero en ambos casos no se colocó inscripción que contenga el nombre del presidente DÍAZ ORDAZ. “Aquí, hace cien años, MAXIMILIANO DE HABSBURGO rindió su espada a DON MARIANO ESCOBEDO, jefe del Ejército Republicano en operaciones. 15 de mayo de 1967”, se puede leer en el monolito que originalmente fue colocado en el lugar donde se rompió el SITIO DE QUERÉTARO, en el barrio de LA CRUZ.

Dentro de las celebraciones del CENTENARIO DEL TRIUNFO DE LA REPÚBLICA, GUSTAVO DÍAZ ORDAZ también inauguró el enorme monumento al presidente BENITO JUÁREZ, en el CERRO DE LAS CAMPANAS, obra del escultor JUAN OLAGUIBEL que en su base, inscrita sobre la cantera, contiene la siguiente inscripción: “EN EL CENTENARIO DEL TRIUNFO DE LA REPÚBLICA, Querétaro, Qro. 15 de mayo de 1967. GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, presidente de la República”.

Finalmente en dos ceremonias realizadas el 5 de febrero y el 15 de mayo de 1967, en la fachada del histórico TEATRO DE LA REPÚBLICA, el presidente GUSTAVO DÍAZ ORDAZ develó dos enormes placas de bronce en las que el pueblo mexicano rinde homenaje “a las altas virtudes” de BENITO JUÁREZ y VENUSTIANO CARRANZA, respectivamente, las cuales contenían en su parte final el nombre de “el presidente de la República, GUSTAVO DÍAZ ORDAZ”. En la actualidad, estas placas ya no se encuentran ahí, ya que fueron retiradas sin explicación alguna, durante una de las muchas obras de remodelación que se han realizado al recinto, en el primer lustro del SIGLO XXI. Se desconoce su destino.