COCINA DE 1956... ¡INTACTA!

Por David Estrada

Cocinas similares, únicamente las hemos visto en series televisivas norteamericanas como “YO QUIERO A LUCY” (I Love Lucy), con LUCILLE BALL, o “HECHIZADA” (Betwitched), con ELIZABETH MONTGOMERY. Impecables y con todos los adelantos tecnológicos de la época de la postguerra. Esta cocina, que data de 1956, fue descubierta por el diseñador de muebles NATHAN CHANDLER, cuando compró una vieja casa que había permanecido abandonada por más de medio siglo en los suburbios de CHICAGO. Nadie pudo decirle qué fue de sus dueños, ni la razón por la cual esta parte de la casa sobrevivió tantos años intacta. Como si fuera un set de televisión.

Inspirada en el color favorito de la primera dama norteamericana MAMIE EISENHOWER (1953-61), esta cocina tiene el color ROSA PASTEL por todas partes. Apodado “ROSA MAMIE”, fue un color excepcionalmente popular para las cocinas y los baños en los años cincuenta. Un símbolo de CLASE, REFINAMIENTO y PATRIOTISMO durante la reconstrucción del ideal de vida americano de los años cincuenta.

Todos los muebles funcionan perfectamente y electrodomésticos, de la firma GENERAL ELECTRIC, se encuentran en un estado sorprendente. Incluso se conservan los accesorios y manuales de instrucciones como si todo el mobiliario hubiese sido comprado ayer mismo.

Esta ‘COCINA PINK’ tiene un REFRIGERADOR horizontal de tres módulos, una ESTUFA eléctrica con cuatro parrillas y un HORNO eléctrico, con capacidad para un PAVO de 10 kilogramos, incluye un recetario del proveedor en el interior.

El LAVAVAJILLAS, además de su respectivo instructivo, posee los DETERGENTES y LIMPIADORES que se utilizaban en ese tiempo. Y detalles como un EXTRACTOR para vapores y malos olores, un RELOJ y las LÁMPARAS de techo de estilo ART DECO, encienden sin el menor problema.

La casa, tal y como está, fue comprada por NATHAN CHANDLER en 2010 y en la actualidad está convertida en un museo para todos los amantes del estilo de vida norteamericano de la postguerra.