KING KONG: EL MONSTRUO SAGRADO DEL CINE

Un reportaje de David Estrada

La nueva aventura de KING KONG es la más grande jamás contada. Y es que su personaje principal, el simio más famoso del cine creado en 1932 por el escritor DELOS W. LOVELACE, en su cuarta incursión fílmica ha triplicado su tamaño y es de proporciones épicas. “Es el KONG más grande que jamás se haya visto. No de 3 o 10 metros, sino un simio de 30 metros, más cercano a su concepción original”, asegura el director JORDON VOGT-ROBERTS. En el 2017 son SAMUEL L. JACKSON, TOM HIDDLESTON, JOHN GOODMAN y BRIE LARSON los protagonistas de “KONG: SKULL ISLAND”, la nueva versión del simio más famoso del SÉPTIMO ARTE. UN ÍCONO DE LA CULTURA POPULAR MODERNA. EL MONSTRUO SAGRADO DEL CINE.

KING KONG, el gigantesco gorila ficticio que habita en la ISLA CALAVERA, cuenta con cuatro versiones cinematográficas oficiales (1933, 1976, 2005 y 2017), una fracasada segunda parte (1986) y media docena de apariciones en filmes en los que compartió créditos con otros legendarios personajes de la ficción como el gorila-ballena japonés GODZILLA.


 
KING KONG EN EL EMPIRE STATE

LA PRIMERA VERSIÓN de “KING KONG”, filmada en BLANCO Y NEGRO y dirigida por MERIAN C. COOPER y ERNEST B. SCHOEDSACK, tuvo a la rubia FAY WRAY (1907-2004) como su protagonista femenina. Se estrenó el 2 de marzo de 1933 de manera simultánea en el “RADIO CITY MUSIC HALL” y en el RKO ROXY de NUEVA YORK, recaudando en sus primeros cuatro días la cantidad de 89 mil 931 dólares, con boletos que se vendieron a 35 y 75 centavos de dólar cada uno. En los papeles secundarios participaban: ROBERT AMSTRONG, BRUCE CABOT, FRANK REICHER y NOBLE JOHNSON.

En términos generales, la crítica fue favorable para la cinta de COOPER. “VARIETY” la definió como “una aventura de gran alcance”; el “CHICAGO TRIBUNE” la llamó como “una de las novedades cinematográficas más originales, emocionantes y gigantescas”; y el “NEW YORK TIMES” señaló que era “una historia fascinante”.

En esta producción, el modelo del temible KONG fue hecho de dos maneras: con un esqueleto de acero, rellenado con látex y cubierto por pieles de oso, que se colocaba un actor para realizar las escenas sin gran detalle, y con modelos en miniatura creados por RAY HARRYHAUSEN y filmados en ‘stop motion’ (cuadro por cuadro), que posteriormente se adicionaban a una segunda filmación a través de la técnica fotográfica conocida como retroproyección.

Una de las escenas más recordadas, copiadas y parodiadas de esta versión es la lucha que KING KONG libra en la cima del EMPIRE STATE con varios aviones de la PRIMERA GUERRA MUNDIAL, que finalmente logran hacerle caer y morir.

Un dato curioso: la puerta gigante usada en la escena de la isla, fue construida originalmente para el largometraje épico “REY DE REYES” (1927) y fue quemada para una escena que recreaba un incendio en la película “LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ” (1939).

KING KONG EN LAS TORRES GEMELAS

La SEGUNDA VERSIÓN de “KING KONG”, dirigida en 1976 por JOHN GUILLERMIN y producida por DINO DE LAURENTIS, se estrenó el 17 de diciembre de 1976. Realizada con un presupuesto de 24 MILLONES DE DÓLARES, durante el primer año de exhibición en el mundo logró triplicar las ganancias, al conseguir 90 MILLONES DE DÓLARES.

Esta versión, fue la plataforma para el debut cinematográfico de JESSICA LANGE como la bella DWAN, un papel para el que inicialmente estuvo considerada MERYL STREEP, que fue desechada por DINO DE LAURENTIS al considerarla “poco atractiva”, según la versión de la propia actriz. En los papeles secundarios, actuaron: JEFF BRIDGES, CHARLES GRODIN, JOHN RANDOLPH y JULIUS HARRIS, entre otros.

Durante el proceso de producción se realizaron varios modelos de mítico simio: un robot gigante, de 12 metros de altura y 6 y media toneladas de peso, operado con mecanismos hidráulicos y únicamente con movimientos rígidos en los brazos; un disfraz de látex y piel para las escenas lejanas, que era utilizado por su creador, RICK BAKER; una cabeza de 5 metros, con movimientos computarizados para captar principalmente detalles en la mirada; y un brazo y mano computarizados, para los momentos en que el simio atrapa a DWAN y la lleva a bañar a una cascada.

Precisamente durante esta última escena, se desarrollan dos momentos que fueron duramente señalados por la crítica: cuando KONG intenta secar a DWAN soplándole en repetidas ocasiones y cuando el gigantesco simio, con una mirada morbosa, la acaricia con su dedo índice hasta bajarle el vestido, dejando sus senos al descubierto.

La cinta “KING KONG” de DINO DE LAURENTIS guarda una especial carga emocional para los cinéfilos, ya que la escena final, a diferencia de la primera que se desarrollaba en la cima del EMPIRE STATE (entonces “el edificio más alto del mundo”), se rodó en las tristemente célebres TORRES GEMELAS de NUEVA YORK, el moderno edificio del WORLD TRADE CENTER que fue destruido en el 2001 por los ataques terroristas de OSAMA BIN LADEN.

Además del edificio, los aviones fueron sustituidos por una decena de helicópteros del EJÉRCITO y la MARINA norteamericana, que hacen su aparición cuando KONG salta de la TORRE SUR a la TORRE NORTE, huyendo de un grupo de soldados que le hacen daño con sus lanzallamas.

Varias tomas de esta versión, como la presentación de KONG en NUEVA YORK como “LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO” y su muerte en el piso del WORLD TRADE CENTER, fueron hechas con miles de ‘extras’ convocados por diversos medios de comunicación, como parte de los festejos del BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS.

Mención especial merece la BANDA SONORA realizada por JOHN BARRY (1933-2011), el creador de otros inolvidables soundtracks como “BORN FREE” (1966), “MIDNIGHT COWBOY” (Cowboy de Medianoche, 1969), “THE COTTON CLUB” (1984), “DANCES WITH WOLVES” (Danza con lobos, 1990) y doce cintas de la saga de JAMES BOND como “DR. NO” (1963), “FROM RUSSIA WITH LOVE” 81963), “GOLDFINGER” (1964) y “MOONRAKER” (1979).

Esta segunda versión de “KING KONG” ganó el OSCAR por MEJORES EFECTOS ESPECIALES, de las tres categorías para la que fue nominada (MEJOR CINEMATOGRAFÍA y MEJOR SONIDO).

EL 'CHURRO' QUE SE VOLVIÓ UN CLÁSICO

En la historia de la cinematografía internacional hay películas tan malas, tan malas, que a pesar de no tener calidad ni haber sido éxito en taquilla, con el paso del tiempo y precisamente porque tuvieron muy poca exhibición, se han convertido en 'clásicos'. Objeto de culto para los coleccionistas.

Tal es el caso de la olvidada secuela de la segunda versión de "KING KONG" (1976), titulada "KING KONG VIVE" (KING KONG LIVES), que fue rodada en 1986, teniendo en sus papeles estelares a LINDA HAMILTON ("Terminator 1 y 2") y a BRIAN KERWIN (“The Misadventures of Sheriff Lobo”).

La trama, increíble a todas luces, reseña como el rey KONG es mantenido en coma inducido en un enorme laboratorio militar ubicado en ATLANTA, después de su estrepitosa caída de las TORRES GEMELAS.

Para salvarle la vida, la doctora AMY FRANKLYN (Linda Hamilton) tiene que realizarle el trasplante de un corazón artificial, para lo cual necesita una enorme cantidad de sangre simia. El conflicto lo resolverá HANK MITCHELL (Brian Kerwin), un aventurero tipo INDIANA JONES que parte hacia la ISLA CALAVERA, donde se encuentra a la monstruosa LADY KONG, que se convertirá en la salvación del enorme gorila y ya casi al final de la cinta en la madre de su hijo.

La cinta, que carece de los esfuerzos técnicos de la película de 1976, fue realizada por el mismo equipo de “KING KONG” (1976): JOHN GUILLERMIN en la dirección (de hecho es su última cinta) y el legendario DINO DE LAURENTIS en la producción. Fue nominada para los PREMIOS RAZZIE por LOS PEORES EFECTOS VISUALES.

A pesar de la gran campaña publicitaria que se realizó, “KING KONG LIVES” fue un estrepitoso fracaso de taquilla. Realizada con un presupuesto de 18 MILLONES DE DÓLARES, apenas pudo recaudar 4.7 MILLONES DE DÓLARES. La película fue nominada al PREMIO RAZZIE por LOS PEORES EFECTOS VISUALES y está considerada entre las 100 PEORES PRODUCCIONES CINEMATOGRÁFICAS DE TODOS LOS TIEMPOS.

Si acaso tiene un elemento rescatable, ese es la extraordinaria música de JOHN SCOTT. Por lo demás, en casi todo momento, al igual que las cintas japonesas de GODZILLA y MOTRA, durante toda la función el espectador aprecia las aventuras de un actor enfundado en una botarga. "KING KONG VIVE", es un clásico para ver con reservas, con la misma mentalidad con las que se aprecian las cintas mexicanas de SANTO y BLUE DEMON.

KING KONG POR COMPUTADORA

La TERCERA VERSIÓN de “KING KONG”, realizada con un presupuesto de 207 MILLONES DE DÓLARES, fue dirigida por PETER JACKSON, muy conocido por haber realizado la trilogía de “EL SEÑOR DE LOS ANILLOS” (The Lord of The Rings, 2001-03). Tuvo a NAOMI WATTS en el rol principal femenino y a ADRIEN BRODY, JACK BLACK y JAMMIE BELL (“Billy Elliot”) en los papeles secundarios. Se estrenó el 14 de diciembre de 2005 y tuvo una recaudación mundial superior a los 550.5 MILLONES DE DÓLARES.

En esta versión, que ganó 3 de los 4 premios OSCAR para los que fue nominada (Mejor Sonido, Mejores Efectos Visuales y Mejor Edición de Sonido), el 80 por ciento del personaje del gorila que aparece en pantalla fue resultado de las más modernas técnicas de computación cinematográfica, algo que fue duramente criticado por los cinéfilos.

Su trama es muy similar a la de las anteriores versiones, donde un grupo de aventureros captura al gigantesco KONG para exhibirlo como “LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO” en NUEVA YORK. También rescata la escena final en el EMPIRE STATE, lugar donde el simio es atacado por varios aviones bimotor hasta hacerlo caer.

En un alarde de tecnología, el filme presenta gigantescos animales prehistóricos que forman parte del hábitat del gran simio: un brontosaurio, un venatosaurio, un arcosaurio, un vastatosaurio rex, un cienpies y una lombriz-sanguijuela.

Un elemento adicional que el director aportó a la cinta es que en ella aparece un KONG viejo y hasta malhumorado. 

LA ISLA CALAVERA”: LA VERSIÓN MÁS LIBRE

La CUARTA VERSIÓN de KING KONG, “LA ISLA CALAVERA” (KONG: SKULL ISLAND), dirigida por JORDAN VOGT-ROBERTS es, quizá, la versión más libre del personaje creado en 1932 por DEVOS W. LOVELACE.

Las diferencias sustanciales se centran en tres puntos básicos: la cinta está ambientada en 1973, inmediatamente después de la retirada estadounidense de la polémica GUERRA DE VIETNAM; por primera vez, la historia de amor entre ‘LA BELLA’ y ‘LA BESTIA’ no forma parte de la trama; y jamás el gigantesco animal sale de su hábitat natural para ser exhibido en NUEVA YORK.

En esta moderna historia, dos científicos de la compañía “MONARCH”, logran persuadir al gobierno de RICHARD NIXON para que se apruebe una expedición a la ISLA CALAVERA, una isla inexplorada del OCÉNO PACÍFICO. La urgencia de la misión viene determinada por conocer antes que los rusos qué contiene esa desconocida tierra virgen dominada por varios monstruos, con KONG como ‘el rey’ de la isla.

Este 2017, más espectacular que nunca, KING KONG, EL MONSTRUO SAGRADO DEL CINE, regresa triunfal a la pantalla grande…