SANSON, LA BEBIDA NUTRITIVA

Por David Estrada

El 31 de mayo de 1978, cumpliendo una promesa hecha al presidente JOSÉ LÓPEZ PORTILLO, de desarrollar una bebida de alcance popular y alto valor nutritivo, EMBOTELLADORA “LA VICTORIA” lanzó al mercado de QUERÉTARO y SAN JUAN DEL RÍO, la bebida nutricional “SANSÓN”.

Precedida de una gran campaña mediática, en la que se destacaba que “SANSÓN” estaba dirigida “para los niños de acción”, en los primeros tres meses se vendieron UN MILLÓN 200 MIL BOTELLAS, equivalentes a 240 MIL LITROS.

“SANSÓN”, en una original botella de 200 ml y sabores MANGO y NARANJA, contenía los componentes de la LECHE: VITAMINAS A, B1, B2, C, PROTEÍNAS y NIACINA.

Su logotipo era la imagen del bíblico SANSÓN, derribando dos enormes columnas de un templo filisteo.

Aun cuando la bebida estaba encaminada a mejorar la alimentación de la niñez queretana, el esfuerzo duró poco.

Antes de cumplir dos años, el refresco salió del mercado.

Una de las razones de un periodo de vida tan efímero fue, según estudios mercadológicos, el rechazo que algunos niños mostraban con la pequeña capa blanca que la bebida concentraba en el fondo, si no se llegaba a agitar debidamente la botella.